Todo listo en el Este de Los Ángeles para que la gente exprese su voz

Supervisora Hilda Solís visita centros de votación para asegurarse que todo corra sin problemas el día de las elecciones.

Todo listo en el Este de Los Ángeles para que la gente exprese su voz
La supervisora Hilda Solís visitó varios centros de votación del primer distrito. (Suministrada)
Foto: Oficina de Hilda Solis / Cortesía

El lunes desde muy temprano la supervisora del primer distrito del condado de Los Ángeles Hilda Solís visitó varios centros de votaciones para motivar a los angelinos a que se hagan escuchar en estas elecciones. También quiso asegurarse por adelantado que no habrá problemas técnicos o de logística para el gran día de hoy 3 de noviembre.

Solís dijo que estaba complacida de ver que en algunos lugares, como la biblioteca pública del Este de Los Ángeles docenas de votantes ya habían votado, mientras otros llegaban a dejar sus boletas en persona.

“Estoy muy emocionada porque veo que hay una gran respuesta de las personas, incluso cuando ya me iba del centro de votación en el centro comunitario Eastmont vi a votantes llegar con sus niños”, dijo Solís.

La supervisora recalcó que aquellas boletas electorales que tengan fecha de recibimiento del 3 de noviembre deben ser contadas.

Desde que se abrieron los centros de votación anticipados, el pasado 24 de octubre, se ha hecho un gran esfuerzo para tomar las medidas de precaución y evitar la propagación del COVID-19. Solís dijo que ella quiso asegurarse personalmente de que las personas estaban utilizando sus máscaras, desinfectante de manos y que se estuviera siguiendo la debida distancia.

“Pero lo que es más importante es ver que [las elecciones] se están tomando esto en serio y estoy muy feliz de que ya sobrepasamos los 2.9 millones de personas que habían votado para el domingo, así que vamos muy bien”, aseveró.

Alrededor de 1.9 millones de personas del condado de Los Ángeles también ya votaron por correo. Esto les previene de pasar la incómoda tarea de tener que esperar en una fila de horas, como ocurrió en las elecciones primarias.

“Así que también tenemos mucha más asistencia técnica disponible para que no tengamos interferencias en nuestras máquinas o problemas de conectividad con nuestro Internet por lo que puedo decir que las cosas están funcionando sin problemas”, indicó.

La supervisora ha estado muy activa visitando los diferentes centros de votación. El viernes visitó la estación de Metro en El Monte, el Staples Center, el estadio de los Dodgers—donde poco después llegó el gobernador Gavin Newsom—y culminó en el área de El Sereno en el centro comunitario Barrio Action.

Este lunes llegó al Pomona Fairplex y después se fue al este de Los Ángeles para el Eastmont Community Center,  la biblioteca pública del Este de Los Ángeles y culminó en el sur de Los Ángeles en la primaria Walnut Park.

Pese a que la supervisora no abogó por ningún candidato en los centros de votación, en entrevista con La Opinión si pidió a los votantes que consideren apoyar la Medida J, la cual ayudará a proveer servicios para los jóvenes así como ayuda mental y vivienda para las personas que lo necesitan.  Un número significante de estas personas son quienes han salido de la cárcel o de libertad condicional.

Solís agregó que aunque este martes por la tarde se la pasará en su hogar para ver los resultados, también tendrá reuniones virtuales con representantes del partido demócrata para promover el voto.

“Hablaremos con los californianos, la gente de Florida y coordinaremos esfuerzos con el Partido Demócrata de California”, dijo la supervisora.