Cientos de miles de californianos a riesgo de perder el desempleo

Nuevo análisis advierte sobre las consecuencias de la inacción del gobierno nacional

Cientos de miles de californianos a riesgo de perder el desempleo
Muchos de los beneficios de desempleo están a punto de expirar.
Foto: OLIVIER DOULIERY / AFP / Getty Images

Joyce Alvarado perdió su empleo tres meses atrás. La residente de Burbank, California, trabajaba como mesera en un restaurante de Van Nuys que, como tantos otros lugares de comida, ahora solo hace repartos a domicilio.

“El desempleo que me dan es menos de lo que ganaba antes, pero es algo”, indicó Alvarado, de 39 años de edad. “No era fácil encontrar trabajo antes de todo esto (de la pandemia del Covid) pero ahora es todavía más difícil”.

Alvarado es soltera, no tiene hijos y desde hace más de 10 años que trabaja como mesera, en distintos restaurantes del Valle de San Fernando, Los Ángeles. En entrevista con La Opinión, compartió su preocupación por la situación.

“En un principio creí que serían solo un mes o dos, pero ahora hasta pusieron más restricciones. Realmente estoy preocupada”, confesó.

Alvarado no está sola. Según un análisis de California Policy Laboratory, cerca de 750,000 californianos dejarán de recibir su beneficio de desempleo a finales de diciembre, cuando ciertas provisiones de la Ley CARES expiren.

La Ley CARES, (Coronavirus Aid, Relief, and Economic Security) es un paquete de ayuda y alivio económico de 2,000 millones de dólares, que fue aprobada de manera bipartita el 27 de marzo pasado, y que busca ofrecer asistencia económica de manera rápida y directa a individuos y negocios impactados negativamente por la pandemia.

El análisis de California Policy Laboratory encontró que la mayoría de los individuos desempleados, o 583,000 personas, perderán sus beneficios cuando provisiones claves de CARES expiren el 26 de diciembre. El llamado “precipicio PUA” se refiere al final del programa federal de Asistencia de Desempleo por la pandemia (Pandemic Unemployment Assistance o PUA). De no ser renovado, los beneficiados dejarán de recibir la ayuda, incluso si no hay conseguido empleo para ese entonces.

Otros 166,000 californianos que reciben desempleo perderán sus beneficios como resultado de la expiración de otra provisión clave de CARES, que ofreció una extensión de 13 semanas de beneficios de desempleo.

Según Till von Wachter, co-autor del análisis y profesor de UCLA, cuando el Congreso aprobó la Ley CARES, sólo lo hizo hasta fin de año, creyendo que para ese entonces, la pandemia se habría acabado, pero no fue así. Por el contario, en las últimas semanas, los contagios y muertes por Covid han aumentado. Esta semana, el gobernador Gavin Newsom emitió una orden de Quedarse en Casa (Stay Home) durante las horas de 10:00 p.m. a 5:00 a.m., a partir del próximo sábado y por un mes.

De no extenderse las protecciones federales, en mayo del año próximo podría ocurrir un segundo “precipicio”. Alrededor de 390,000 californianos adicionales podrían dejar de recibir beneficios, a medida que las extensiones adicionales comiencen a agotarse. De continuar las condiciones actuales, las proyecciones indican que casi una quinta parte de los solicitantes actuales habrán agotado los beneficios antes de encontrar trabajo.