Trump ha ordenado comprar más de 20 kilómetros cuadrados de tierra para construir el muro fronterizo

La Administración trabaja para adquirir casi 1,000 tramos más, según un organismo independiente del Congreso

La adquisición de tierras duraría entre 21 y 30 meses.
La adquisición de tierras duraría entre 21 y 30 meses.
Foto: SAUL LOEB / AFP / Getty Images

La Administración del presidente saliente, Donald Trump, ordenó desde su llegada al poder en 2017 la compra de 5,275 acres (21.35 kilómetros cuadrados) de tierras de propiedad privada para la construcción del muro fronterizo con México, reveló este lunes la Oficina de Control de Cuentas (GAO, en inglés).

Según la GAO, un organismo independiente de investigación del Congreso, hasta julio pasado, el Gobierno federal “adquirió 135 tramos o secciones privadas de tierra y está trabajando para adquirir 991 tramos adicionales“.

En un informe, la dependencia detalló que el proceso de adquisición de las tierras, especialmente en el sur del estado de Texas, fue planificado para durar entre 21 y 30 meses y no los 12 que regularmente se emplea una adquisición de terrenos de este tipo en otras regiones.

“Se necesita más tiempo para que el Gobierno trabaje con los propietarios de las tierras para asegurar que tengan acceso y sean justamente compensados por cualquier impacto negativo en el valor de la propiedad restante entre la barrera fronteriza y el río Grande, según funcionarios de la Patrulla Fronteriza”, recogió la investigación de la GAO.

Otra de las razones que puede demorar el proceso son los registros de tierra faltantes o incompletos.

El documento señaló que en enero de 2017, Trump ordenó al secretario de Seguridad Nacional que “planificara, diseñara y construyera de inmediato un muro u otras barreras físicas a lo largo de la frontera sur”, que agregarían o reemplazarían 654 millas (1,052 kilómetros) de barreras peatonales y vehiculares construidas a partir del año fiscal 2015.

Además, detalló que “de las casi 2,000 millas (3,218,6 kilómetros) de la frontera sur, aproximadamente el 30% es tierra federal”, mientras que los predios privados, tribales y estatales constituyen el 70 % restante de la frontera.

En el proceso de adquisición de las tierras privadas participan la Patrulla Fronteriza y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército, así como el Departamento de Justicia, agregó el informe.

El líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, y sus colegas Dick Durbin, Tom Udall y Martín Heinrich -quienes solicitaron en agosto de 2019 al contralor general de EE.UU., Gene Dodaro, investigar estas compras- indicaron hoy que esta Administración “sigue incautando activamente las tierras privadas de agricultores y ganaderos para construir el derrochador y divisivo muro fronterizo de Trump” .

“Hacemos un llamado a los Departamentos de Seguridad Nacional y Justicia para que detengan de inmediato cualquier esfuerzo por quitar tierras privadas a los agricultores y ganaderos en contra de su voluntad y que devuelvan sin demora a nuestros hombres y mujeres que sirven en el Ejército todo el dinero robado para financiar este vergonzoso proyecto”, añadieron.