Corte Suprema podría negar a Trump excluir a indocumentados del censo

Los jueces del máximo tribunal analizan el proyecto del presidente

Corte Suprema podría negar a Trump excluir a indocumentados del censo
La Corte Suprema no tiene fecha para decidir sobre el censo.
Foto: Drew Angerer / Getty Images

Hay una posibilidad de que jueces de la Corte Suprema rechacen la petición del presidente Donald Trump de excluir a inmigrantes indocumentados del censo.

Lo anterior luego de las posturas de los miembos del máximo tribunal durante la audiencia de alegatos a favor y en contra del memorando del mandatario republicano.

Aunque son varias las demandas en contra de esa decisión, los jueces tomaron la petición de una coalición de defensa liderada por la fiscal de Nueva York, Letitia James, y la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

Los jueces cuestionaron la petición del presidente Trump, pero también dejaron entrever la posibilidad de no tener que tomar una pronta decisión, considerando el periodo que resta a la actual administración.

El juez Samuel Alito cuestionó como una “tarea monumental” la decisión de excluir a estos inmigrantes y terminar los reportes dle censo antes del 31 de diciembre.

“Creo que podría decirnos si sigue siendo una posibilidad realista en este momento”, dijo al interrogar al procurador general interino Jeffrey Wall.

La recién nombrada jueza Amy Coney Barrett, designada por el presidente Trump, incluso apuntó que estos extranjeros nunca han sido excluidos del conteo nacional.

La audiencia vía telefónica de este lunes comenzó con la exposición de Wall, pero también participó la procuradora general de Nueva York, Barbara Underwood, y Dale Ho, director de los derechos de votantes de ACLU.

El juez presidente John Roberts cuestionó también los tiempos y la pertinencia de “apurar” una decisión sobre el memorando del presidente Trump emitido el 21 de julio pasado.

El mandatario republicano ya tuvo un primer éxito en la Corte Suprema cuando se le permitió concluir el conteo dos semanas antes en octubre pasado.

La Oficina del Censo actualmente procesa los datos, pero pidió una ampliación al 26 de enero, es decir, casi una semana semana después de que termine la Administración Trump.

Los defensores del censo y el conteo de todos quienes viven en EE.UU. señalan que excluir a los indocumentados también afectará en la designación de fondos para infraestructura en sus comunidades.