Por qué la conjunción de Saturno y Júpiter potenciará una energía muy intensa en Navidad: cómo te afectará

La llamada Gran Conjunción sucederá el 21 de diciembre, mismo día que el solsticio de invierno

La Gran Conjunción también es llamada ‘Estrella de Belén’.
La Gran Conjunción también es llamada ‘Estrella de Belén’.
Foto: Gerd Altmann / Pixabay

El 21 de diciembre, día que comienza la semana de Navidad, ocurrirá la tan esperada Gran Conjunción, un extraño evento cósmico que refiere a la alineación de los planetas Júpiter y Saturno.

Esta particular alineación ocurre una vez cada 20 años, pero este año es especial porque se presentará en el signo de Acuario, algo que no sucedía hace cientos de años, por eso muchos astrólogos creen que con la llegada del fenómeno comienza la Era de Acuario.

También lee: ¿Por qué la conjunción de Júpiter y Saturno en Acuario es el evento astrológico más importante en décadas?

¿Y qué tiene qué ver con la Navidad? Por principio de cuentas, se cree que esta conjunción fue la guío a los 3 Reyes Magos a su encuentro con Jesús recién nacido, por eso se le conoce como ‘La Estrella de Belén’ o la ‘Estrella de la Navidad’. Y es que Júpiter y Saturno son los dos más grandes planetas del Sistema Solar y su unión formará un gran punto luminoso en el cielo, de acuerdo con lo que reseñan algunos medios.

Más allá de esta referencia, en la astrología ambos cuerpos celestes son descritos como “sociales”. Júpiter gobierna el crecimiento, el conocimiento y la expansión, mientras que Saturno gobierna los límites, la estructura y las reglas, por lo que cuando estos dos gigantes cósmicos se alineen, sentiremos los efectos tanto a nivel personal como colectivo.

La astróloga Narayana Montúfar explicó a Bustle que la llamada Gran Conjunción tiene lugar en un signo de aire por lo que se espera un cambio elemental en la humanidad que de paso del enfoque materialista al humanista.

Influencia de la Gran Conjunción Júpiter y Saturno en la Navidad

Montúfar comentó que, si bien los efectos de la reunión planetaria se sentirán a lo largo de los años, afectará significativamente en la semana de la Navidad. Esto se debe a que serán días muy intensos desde la perspectiva astrológica.

Comenzando porque ese día (el 21 de diciembre) entraremos a la era de Capricornio, se presentará el solsticio de invierno y será la noche más larga del año, por esa razón, los astrólogos creen que estará cargada con mucha energía que nos hará más amables y receptivos al cambio.

La Navidad es temporada de dar y dado que la Gran Conjunción sucede en el signo humanitario de Acuario nos anima a vibrar en el sentido del bienestar colectivo y hacer del mundo un lugar mejor.

La mejor noticia de todo esto es que nos ayudará a aceptar las poco convencionales festividades decembrinas del 2020. Y es que para todos es frustrante pensar que, a consecuencia de la pandemia del coronavirus, los planes habituales se ven alterados.

La energía de Acuario ama todo lo poco convencional y gobierna sobre la innovación tecnológica y el bienestar colectivo. Así que la Gran Conjunción podría ayudarnos a aceptar más el papel inusual que desempeñará la tecnología en los planes de vacaciones de este año.

Te puede interesar: Qué hacer y qué no hacer durante la Gran Conjunción de Júpiter y Saturno, según astrólogos

Consulta tu horóscopo
de hoy