Adolescente fabrica un vestido con huesos de mango

Un vestido precioso y sostenible que ha conquistado el mundo de la moda

Jessica Collins, de 18 años, creció en una granja de mangos en Queensland, Australia.

Frustrada por la cantidad de mangos que se desperdician cada año, decidió hacer algo con las frutas y diseñó un vestido para un proyecto escolar.

Esta joven estudiante ha conquistado el mundo de la moda después de crear un impresionante vestido de gala hecho de un material muy poco común: el hueso del mango.

Collins usó las semillas de 700 mangos para coser su vestido largo, de color marfil, que presentó como parte de su proyecto final de Diseño y Tecnología.

La joven de 18 años, una estudiante interna en la escuela Abbotsleigh en Wahroonga de Sydney, explicó que la idea de hacer un vestido sostenible le vino a la mente después de años de ver mangos demasiado maduros que se desperdician en la granja de su familia.

“En el cobertizo de empaque, vemos que muchos mangos se desperdician. Normalmente, los mangos demasiado maduros y las cáscaras se depositan en el vertedero de casa”, contó Jessica a Daily Mail Australia.

Así que esta adolescente comenzó a recolectar las semillas de la fruta tropical demasiado madura.

A partir de ahí, cortó la pulpa y los congeló para preparar batidos, y luego usó una limpiadora a presión para quitar la fruta restante. Los secó en el humidificador para evitar el moho, luego cortó alrededor de la parte exterior de la cáscara.

“Observé los patrones de la cáscara y comencé a crear el corsé y el vestido en sí”, explicó.

“Las semillas funcionaron perfectamente en el vestido porque son planas y pequeñas. Una vez que se secaron, las cáscaras se volvieron de un hermoso color perla, así que decidí dejarlas naturales”.

Ella diseñó el vestido y cosió a mano las hojas en filas de entre 20 y 70 semillas por fila.

La adolescente terminó usando 1,400 semillas de 700 mangos para crear su espectacular vestido, que equivale a 280 kilos de mangos.