Se espera que unos 140 representantes republicanos se opongan al triunfo de Biden. ¿Qué significa eso?

Los aliados de Trump prácticamente no tienen posibilidades de cambiar los resultados electorales

No hay alegaciones creíbles contra las elecciones.
No hay alegaciones creíbles contra las elecciones.
Foto: Mark Makela / Getty Images

Al menos 140 republicanos de la Cámara de Representantes votarán el próximo 6 de enero en contra de certificar la victoria del presidente electo Joe Biden en las elecciones de noviembre, según publicó este lunes CNN, que cita a dos miembros de la Cámara Baja.

La jugada de los aliados de Donald Trump solo conseguirá retrasar unas horas la confirmación de Biden como ganador de los votos del Colegio Electoral y próximo presidente, pero prácticamente no hay posibilidad de cambiar los resultados.

No ha habido alegaciones creíbles en contra de la votación que pueda modificar un resultado electoral que ya han respaldado decenas de jueces, gobernadores, funcionarios electorales, el Colegio Electoral, el Departamento de Justicia, el Departamento de Seguridad Nacional y la Corte Suprema de los Estados Unidos.

Pero Trump sigue empeñado en no reconocer su clara derrota y muchos políticos republicanos bien comparten su delirio o bien temen provocar la ira del presidente saliente, incluso si su postura implica debilitar la democracia.

Para presentar un objeción en el conteo de votos del Congreso, se necesita que lo haga tanto un miembro de la Cámara Baja como un senador. El senador republicano Josh Hawley, de Missouri, ya adelantó el miércoles que objetaría, algo que forzará votaciones en ambas cámaras para aceptar la victoria de Biden.

Otros senadores, también los electos, podrían unirse a este intento a pesar de que el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, ha instado en privado a no hacerlo.

Trump ha presionado al Congreso para tratar de anular el resultado electoral, ya que sus intentos en los tribunales han fracasado en varias ocasiones.