Exige oportunidades: Diego Láinez jugó su mejor partido desde que llegó a La Liga española

El delantero mexicano llamó de verdad la atención en el derbi andaluz ante el Sevilla

El delantero mexicano no se arrugó en un partido de importancia.
El delantero mexicano no se arrugó en un partido de importancia.
Foto: EFE

El mexicano Diego Láinez respondió a la perfección en su primera titularidad de esta temporada y aprovechó la oportunidad para mostrar su capacidad de desquilibrio y ser uno de los protagonistas del derbi Betis-Sevilla.

El jugador de Villahermosa, de 20 años, tan solo había entrado en el once inicial del chileno Manuel Pellegrini en el encuentro de la primera ronda de la Copa del Rey ante el UCAM Murcia.

No era titular en Liga desde el 20 de junio del pasado año, ante el Athletic. De hecho, el curso anterior solamente salió de inicio en dicho encuentro en San Mamés y en la primera vuelta.

Las numerosas bajas por lesión y los contagios de COVID-19, que afectaron entre otros a su compatriota Andrés Guardado, le abrieron la puerta de la titularidad y vaya que lo aprovechó.

Láinez cumplió sobradamente. Trabajó a destajo, recuperó cuatro balones, y con su habilidad inquietó a la zaga sevillista. Ganó casi todos los duelos y su porcentaje de acierto en el pase superó el 80 por ciento.

No acusó la falta de ritmo, pese a la falta de minutos, pleno de atrevimiento y clave en un Betis que sin alcanzar la victoria en el derbi andaluz dejó muchas mejores sensaciones que en anteriores encuentros.