Cómo conectarte con tu ángel guardián y recibir los mensajes que te envía

Cada persona tiene asignado un ángel de la guarda desde el momento en que nació

Las plumas son símbolo de los ángeles.
Las plumas son símbolo de los ángeles.
Foto: Julian Hanslmaier / Unsplash

Los ángeles de la guarda son aquellos seres espirituales que se encargan de guiarnos hacia el camino del bien y protegernos durante ese trayecto. Si bien no podemos ver su divinidad materialmente, se manifiestan a través de mensajes que la mayoría de nosotros no somos capaces de percibirlos, pero ahí están.

De acuerdo con la Biblia, estos seres celestiales son los más cercanos a los humanos y son los mensajeros de Dios en el plano terrenal, por lo que no es raro que traten de comunicarse con nosotros.

También lee: Cuál es tu ángel protector según tu fecha de nacimiento

Todos tenemos un ángel de la guarda desde el momento en que nacemos. Sabe todo de nosotros (hasta los pensamientos más íntimos), así que lo primero que debemos hacer para conectarnos con él es saber sus características fundamentales como su nombre.

Cómo conectarte con tu ángel de la guarda

Lo ideal es preparar el ambiente para establecer la conexión. Según un artículo de WeMystic, a los ángeles no les gusta la suciedad ni el desorden, factores que alientan la energía negativa. Si tienes intención de contactarlo, debes limpiar y ordenar el espacio donde se llevará a cabo la “llamada”.

Los olores también son importantes ya que armonizan y limpian el aura. Agrega al entorno flores, incienso o velas aromáticas para que sea más sencilla la conectividad.

Ya que esté el ambiente armonizado, toca el turno al cuerpo. Siéntate en un lugar tranquilo y elige una posición cómoda; recuerda vestirte ligero. Relaja el cuerpo y alma tomando cinco respiraciones profundas e intenta no pensar en nada, solo en tu respiración.

Cuando te sientas preparado, haz una oración. Los expertos sugieren tener un salmo a la mano ya que tienen un efecto energético y vibratorio intenso en el aura. Una vez que termines de orar, saluda a tu ángel ya que deberá estar cerca. Habla en voz baja o incluso mentalmente.

Platícale lo que te preocupa, pídele consejos o simplemente agradece. Ten conciencia de que él te está escuchando y se comunicará contigo a través de una señal como un sueño o una claridad de pensamiento. Recuerda siempre agradecerle.

Te puede interesar: ¿Qué son los portales angelicales y para qué sirven?

Consulta tu horóscopo
de hoy