Adicto a las drogas explica cómo el Covid le salvó la vida

Lejos de sentirse vencido y agobiado por el coronavirus, decidió aprovechar la situación para alejarse de las drogas

drogas anfetaminas

Crédito: Shutterstock

Muchas personas vieron cómo sus vidas cambiaron cuando el mundo se paró debido al coronavirus, pero Jonathon Macleod, de 24 años, logró transformar la situación y usar lo negativo de la pandemia en su propio beneficio. Consiguió así superar su adicción a la cocaína.

Jonathon, de Motherwell, Escocia, comenzó a consumir cocaína cuando tenía 15 años y continuó haciéndolo en pubs, partidos de fútbol y con amigos hasta los veinte años.

Se dio cuenta de que su uso de la droga era “diferente al de todos los que lo rodeaban”, ya que cuando todos los demás lo dejaban, él “no quería dejar de hacerlo”, le contó a Unilad.

En declaraciones a este medio, Jonathon dijo que nació con una “naturaleza adictiva a cualquier cosa en la vida”.

Cuando comenzó a tomar la droga por primera vez, le causó sensación y le hizo “sentirse mejor”. Sin embargo, las buenas sensaciones no duraron mucho y Jonathon se vio sumergido en una depresión, invadido por la autocompasión y la culpa. A medida que pasaba el tiempo, sintió que “no merecía estar vivo”.

“Estaba extremadamente ansioso y paranoico, me sentía inútil y vacío y estaba plagado de culpa por cómo había estado tratando a mi pareja, familia y amigos. No importaba quién estaba en mi vida o qué tenía en la vida, no podía parar de consumir aunque quisiera.

A veces lloraba hasta quedarme dormido o no dormía en absoluto, tratando de decirme a mí mismo que debía detenerme y usar mi fuerza de voluntad para no volver a hacerlo, sin embargo, siempre volvía a consumir; a menudo lloraba incluso mientras me metía cocaína”, declaró.

https://twitter.com/jonnymacleod1/status/1333476467485925378

Jonathon recordó haber mentido para salir de situaciones a fin de facilitar su consumo de drogas, y aunque siente que es un “joven trabajador, honesto, seguro, divertido y cariñoso”, su adicción “le quitó” esas cualidades. Perdió el orgullo de su apariencia y dejó de hacer ejercicio físico porque estaba “completamente consumido por la cocaína y nada más importaba”.

Su adicción afectó su vida, creando tensión en la relación con su novia y con los miembros de su familia. Fue “golpeado” financieramente y le preocupaba cómo pagar a los traficantes de drogas.

En el apogeo de su adicción, Jonathon se describió a sí mismo como “vivo físicamente pero no mentalmente”. Hubo varias ocasiones en las que reconoció que necesitaba ayuda “seriamente”, la primera fue hace unos años, cuando ingresó en el hospital con un infarto leve después de un atracón de cuatro días.

Los médicos lo atendieron y pudo regresar a casa, pero lo primero que hizo al regresar fue tomar más cocaína. Su uso frecuente de drogas lo llevó a tener pensamientos suicidas todos los días, ya que la culpa, la autocompasión y la depresión lo “consumieron”.

Jonathon estuvo cerca de intentar suicidarse en un momento, pero acredita una foto de su novia en su billetera como la razón por la que no lo hizo.

Después de esa noche, el joven de 24 años supo que era hora de buscar ayuda. Comenzó a asistir regularmente a las reuniones de Cocaine Anonymous (CA), y se embarcó en un programa de 12 pasos para ayudarlo a dejar atrás el uso de drogas.

Jonathon se encuentra actualmente en el paso 10 de los 12 pasos, y recientemente recibió un chip celebrando 90 días sobrio. Después de completar el programa, trabajará con los recién llegados a CA para ayudarlos con sus adicciones.

Jonathon todavía consumía cocaína cuando el brote de coronavirus provocó confinamientos en distintas partes del mundo. Al principio descubrió que el aburrimiento, el aislamiento y el tiempo libre lo llevaron a consumir aún más cocaína. Pero al cambiar de actitud,  decidió aprovechar el tiempo libre para asistir a las reuniones de CA y aprender más sobre su enfermedad y salud mental.

Con los pubs cerrados y sin partidos de fútbol a los que asistir, Jonathon no se enfrentó a factores desencadenantes que anteriormente habían contribuido a su consumo de drogas. Habiendo tenido tiempo para trabajar en sí mismo y tener una “mente clara”, sabe que ahora tiene las “herramientas” para poder enfrentar esas mismas situaciones en el futuro sin volver a caer en sus viejas costumbres.

Jonathon admitió que le tomó “mucho tiempo” darse cuenta de que no podía estar sobrio por sí solo, y que si no dejaba de consumir drogas “terminaría muerto”. La “obsesión mental” y el confinamiento jugaron un papel “importante” en su vida durante sus primeros días de sobriedad, pero las reuniones de CA y el apoyo continuo de su novia, amigos y familiares lo ayudaron a superar lo peor.

El joven de 24 años animó a cualquier otra persona que pueda estar luchando contra la adicción a hablar, unirse a grupos y tratar de conectarse con otros adictos que han pasado por todo eso ellos mismos y que pueden ayudarlo a darse cuenta de que no está solo.

Al tomar las cosas paso a paso, Jonathon confía en que se mantendrá en el camino correcto. Su experiencia de estar sobrio “no fue fácil”, pero enfatizó que es “mucho más fácil que la vida que [él] estaba viviendo”.

En esta nota

Adicción cocaina confinamiento Drogas

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain