Reforma migratoria de Biden: qué cambia en la frontera sur

El plan del presidente Biden para proteger a los inmigrantes con TPS es parte de la reforma migratoria que deberá discutir el Congreso

Reforma migratoria de Biden: qué cambia en la frontera sur
La Patrulla Fronteriza registra a inmigrantes que se entregaron en El Paso. (Archivo)
Foto: Mani Albrecht / Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP)

En el proyecto de reforma migratoria del presidente Joe Biden, que aún debe ser discutido en el Congreso, se contemplan cambios radicales al tratamiento de los inmigrantes, así como a la protección de las fronteras de Estados Unidos.

La reforma migratoria del presidente Biden, titulada “America’s Citizenship Act of 2021” (“Ley de Ciudadanía de EE.UU. del 2021”), tiene entre sus puntos principales perseguir enérgicamente políticas que protejan la seguridad del país y proporcionar un sistema migratorio justo y equitativo. 

Entre las medidas propuestas figuran:

– Modernizar el sistema de inmigración de Estados Unidos
– Dar la bienvenida a los inmigrantes en nuestras comunidades
– Reafirmar el compromiso de Estados Unidos con los solicitantes de asilo y los refugiados
– Abordar las causas fundamentales de la migración irregular
– Implementar un control fronterizo efectivo

Un padre y su hijo llegan a Guatemala después de haber sido deportados pese a pedir asilo. /Foto> John Moore

Qué cambia en la frontera sur

La Administración Biden se propone estos cambios de seguridad fronteriza y de inmigración que afectan a la frontera sur:

– Revertir las políticas de la Administración Trump que separan a los padres de sus hijos en nuestra frontera, incluido poner fin al enjuiciamiento de los padres por infracciones migratorias menores como táctica de intimidación, y priorizar la reunificación de los niños que aún estén separados de sus familias.

Restaurar las leyes de asilo para que hagan lo que deberían hacer: proteger a las personas que huyen de la persecución y que no pueden regresar a sus hogares a salvo.

Dirigir los recursos necesarios para garantizar que las solicitudes de asilo se procesen de manera justa y eficiente, mientras se trata a las familias y los niños con compasión y sensibilidad.

Aumentar los recursos del gobierno para apoyar a los migrantes que esperan una evaluación de sus solicitudes de asilo y a las organizaciones que atienden sus necesidades.

Implementar una revisión de fronteras efectiva. Dirigir los recursos federales a los esfuerzos de control fronterizo inteligente, con inversiones para mejorar la infraestructura de inspección en nuestros puertos de entrada, que realmente mantendrán a Estados Unidos más seguro.

Invertir en mejor tecnología junto con protecciones de privacidad en la frontera y en los puertos de entrada  incluidas cámaras, sensores, máquinas de rayos X a gran escala y torres fijas. Biden también invertirá mucho en mejorar la infraestructura obsoleta en todos nuestros puertos de entrada.

Mejorar la colaboración entre agencias respecto a delitos. Varias agencias federales recopilan información sobre organizaciones criminales transnacionales que contrabandean personas, armas y narcóticos ilegales. Para combatir de manera más eficaz el tráfico de personas y mercancías ilícitas en los puertos de entrada, debe mejorar la coordinación entre las agencias gubernamentales.

Trabajar con México y Canadá como socios, no como adversarios. Una mejor cooperación con nuestros vecinos se traduce en una mayor seguridad para todos nuestros países.

También Biden ordenó acabar con la emergencia nacional decretada por Trump para desviar fondos hacia la construcción del muro en la frontera con México.

El presidente también ya cumplió su promesa de frenar el muro de Trump en la frontera sur, aunque Biden no planea derribar la parte de barrera ya construida por su predecesor, que se extiende a lo largo de 727 kilómetros (452 millas) de la zona limítrofe.