Aplicación de citas enfrenta demanda por $11,7 millones de dólares

La acusación se produce por, supuestamente, haber compartido datos de los usuarios con fines de marketing

Los reguladores noruegos anunciaron intenciones de demandar a la popular aplicación de citas gay Grindr con una multa de casi $12 millones de dólares por supuestas prácticas de intercambio de datos.

La Autoridad Noruega de Protección de Datos dijo en un comunicado el martes que notificó a Grindr de su intención de multar a la compañía con 100 millones de coronas noruegas (aproximadamente $ 11,7 millones de dólares). Grindr tiene la oportunidad de contestar hasta el 15 de febrero y luego se tomará su decisión final.

Los reguladores acusan a Grindr de compartir ilegalmente los datos personales de los usuarios de la versión gratuita de la aplicación con fines de marketing.

Los datos supuestamente compartidos incluyen la ubicación, los datos de perfil “y el hecho de que el usuario en cuestión está en Grindr”, según el comunicado.

“Nuestra conclusión preliminar es que Grindr necesita consentimiento para compartir estos datos personales y que los consentimientos de Grindr no eran válidos”, agrega el comunicado. “Además, creemos que el hecho de que alguien sea un usuario de Grindr habla de su orientación sexual y, por lo tanto, esto constituye datos de categoría especial que merecen una protección especial”.

Según Bjørn Erik Thon, director general de la Autoridad Noruega de Protección de Datos, los usuarios de Grindr no podían ejercer un control real sobre el intercambio de sus datos y fueron presionados para dar su consentimiento a la política de privacidad de la aplicación cuando la usaban sin estar debidamente informados.

Thon señaló que Grindr se considera un espacio seguro y que muchos usuarios pueden desear ser discretos, pero que sus datos pueden haber sido compartidos con terceros.

Si se continúa la demanda y la multa, esta podría ser la multa más alta de la Autoridad de Protección de Datos de Noruega hasta la fecha.

Grindr rechazó las acusaciones y dijo en un comunicado a ABC News el martes que las afirmaciones de la agencia “se remontan a 2018 y no reflejan la Política o prácticas de privacidad actuales de Grindr”.

“Mejoramos continuamente nuestras prácticas de privacidad teniendo en cuenta la evolución de las leyes y regulaciones de privacidad, y esperamos entablar un diálogo productivo con la Autoridad Noruega de Protección de Datos”, agregó la compañía.

Según Grindr su objetivo “es crear la plataforma líder en medios sociales y digitales que permita a la comunidad LGBTQ + y otros usuarios descubrir, compartir y navegar por el mundo que los rodea”.

Además, dijo que está “seguro de que nuestro enfoque de la privacidad del usuario es el primero en su clase entre las aplicaciones sociales con flujos de consentimiento detallados, transparencia y control proporcionados a todos nuestros usuarios”.

En una publicación de blog de la compañía el lunes, el director de privacidad de Grindr, Shane Wiley, declaró que “comparten solo la información más básica, que los usuarios controlan en gran medida, y nada sobre los detalles de la cuenta de Grindr de cada usuario”.

“Este último punto”, escribió Wiley, “vale la pena repetirlo: no hay nada dentro de los detalles de la cuenta de Grindr de un usuario que se comparta con un socio publicitario. Punto final”.