La herramienta que permitiría a los demócratas aprobar más rápido el tercer cheque de estímulos

Un nuevo paquete económico no necesitaría ningún voto republicano si se usa el "presupuesto de reconciliación"

La herramienta que permitiría a los demócratas aprobar más rápido el tercer cheque de estímulos
El senador Bernie Sanders ha insistido a los demócratas para recurrir a la reconciliación.
Foto: Drew Angerer / Getty Images

Aprobar el plan de recuperación económica de $1.9 billones de dólares que propone el presidente Joe Biden y que incluye cheques de estímulo de hasta $1,400 dólares requiere en principio el respaldo de 60 senadores -y los demócratas solo tienen 50-. Sin embargo, hay una manera de que Biden pueda firmar la ley incluso sin el respaldo de ningún republicano: usando el la reconciliación presupuestaria.

Esta herramienta permitiría aprobar el paquete de estímulo con una mayoría simple (51 votos) que se podrían conseguir si los 50 senadores demócratas votan a favor. El voto 51 sería el de la presidencia de la Cámara Alta, cargo que ocupa la vicepresidenta Kamala Harris.

Sin embargo, el presidente Biden ha mostrado interés por conseguir apoyos republicanos y ha abierto la puerta a negociaciones. Este lunes, el mandatario y la vicepresidenta Harris se reunieron en la Casa Blanca con 10 senadores republicanos (el número justo que necesitan los demócratas para conseguir los 60 votos) que proponen reducir, entre otras cosas, el cheque de estímulos y enviárselo a menos personas.

Tanto los republicanos que se reunieron con Biden y Harris, encabezados por la senadora Susan Collins, como el propio presidente dijeron que no habían llegado a ningún acuerdo. La primera alegó que “nadie esperaba” que en dos horas de reunión fueran a llegar a un punto común y el segundo dijo que la propuesta republicana era muy limitada. El plan de Collins y los suyos es de $600,000 millones de dólares frente a los $1.9 billones de dólares que plantea el demócrata.

Pactar un paquete de estímulos tan importante y con perspectivas tan divergentes puede llevar semanas e incluso meses. El segundo plan de recuperación que incluía ayudas directas se convirtió en ley en diciembre, a pesar de que los demócratas de la Cámara de Representantes aprobaron su propuesta unos siete meses antes.

La presión de Bernie Sanders

El senador independiente Bernie Sanders instó el pasado domingo a los demócratas a aprobar el paquete de estímulo sin esperar por los republicanos ya que los demócratas habían tomado el control del Senado con la promesa de enviar los pagos directos de manera inminente. Sanders, que preside ahora el comité de presupuestos de la Cámara Alta, dijo estar “absolutamente seguro” de que los demócratas podrán aprobar su agenda de estímulo a través de la reconciliación.

El “socialista democrático”, como él mismo se describe, volvió a insistir este lunes en sede parlamentaria a usar la citada herramienta legislativa.

“Si los republicanos usan la reconciliación presupuestaria para ayudar a los ricos y a los millonarios y aprobar una legislación considerablemente opuesta al pueblo estadounidense, nosotros podemos usar el mismo proceso para ayudar a los estadounidenses a recuperarse de la peor crisis económica y sanitaria de la historia moderna“, escribió en Twitter junto al video de su intervención.

En qué consiste el presupuesto de reconciliación

El presupuesto de reconciliación es una herramienta parlamentaria que tiene el Congreso para acelerar la aprobación de una propuesta de ley. Puede comenzar con los comités de presupuesto de la Cámara y el Senado, antes de que el presupuesto pase a votación y solo se puede usar una vez al año.

En este caso, los demócratas tienen una mayoría algo más holgada en la Cámara Baja. Sin embargo, la reconciliación tendría un papel crucial en el Senado ya que que permitiría aprobar la ley con una mayoría simple y no estaría sujeta al llamado filibuster, la herramienta de obstrucción que permitiría a un senador bloquear o retrasar un proyecto de ley.

Tanto la Cámara como el Senado ya están tomando medidas para iniciar el proceso de reconciliación y aprobar el paquete de Biden sin el apoyo de los republicanos.