Los Mariachis lloran la pérdida de decenas de músicos por COVID-19

Reportan que 80% han sido infectados por la pandemia, y 20% han muerto

Los Mariachis lloran la pérdida de decenas de músicos por COVID-19
La pandemia golpea duramente a los mariachis. (photo Ciro Cesar/la Opinion).
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

A María Olmos, el 30 de enero, la pandemia de COVID-19 le arrebató a su esposo Dagoberto Martínez, integrante del Mariachi Tierra Mexicana de Los Ángeles.

“Sé que necesitan ayuda para pagar la renta y la comida, pero también deben evitar exponerse al virus como lo hizo mi esposo. Les pido a todos los mariachis que se cuiden y cuiden a su familia. COVID es algo muy serio ”, dice María.

Ella y Dagoberto formaron una pareja durante 34 años hasta que el coronavirus los separó. Dagoberto tenía 57 años y tocaba la vihuela.

“Los dos nos enfermamos el 27 de diciembre. Empezamos con tos, temperatura, dolor de cuerpo. Cuando él ya no pudo respirar y le faltó el aire, los paramédicos se lo llevaron al hospital. Durante una semana pudimos comunicarnos por teléfono. Después lo entubaron y ya no volví a hablar con él”, dice María.

Óscar Chávez dice que la pandemia golpea duramente a los mariachis. (Suministrada)

Exageración de muertes

Al menos 40 mariachis han muerto infectados por COVID-19 en el área de Los Ángeles, a partir de agosto de 2020.

Óscar Chávez del Mariachi Tierra Mexicana y vocero de la organización Mariachis Independientes de California (OMICAL), estimó que el 40% de los mariachis que tienen como sede la Plaza del Mariachi del barrio de Boyle Heights en Los Ángeles, han muerto de COVID, y un 60% se han infectado.

“Al principio de la pandemia estábamos batallando por la falta de ingresos debido a la cancelación de eventos. Cuando se reabrieron los negocios en julio de 2020, empezó a caernos trabajo y comenzamos a respirar más tranquilos”, dice Óscar.

Solo que no contaban con que el virus no pensaba dejarlos a salvo. ‘Empezamos a escuchar que fulano estaba infectado, que zutano ya lo tenían entubado y se encontraba muy grave. Después cada vez nos íbamos enterando de más muertes por COVID, al grado que ya es una exageración”.

El músico dice que la mayoría de los fallecimientos por coronavirus han ocurrido en mariachis de 50 años en adelante. “Casi muere uno por semana. La semana pasada fallecieron 4”.

Una de las muertes que más le ha pesado a Óscar es la de su compañero Dagoberto Martínez quien era parte de su Mariachi Tierra Mexicana “Éramos 8 en mi mariachi, ya quedamos 5: Mi padre Margarito Chávez de 75 años, mi hijo Christian y mis dos hijas Hillary y Kathia”.

En su caso, comenta que debido a que él pertenece a la población en mayor riesgo de COVID, ya que requiere de someterse a diálisis varias veces a la semana, decidió no trabajar por lo que dure la pandemia.

Sin embargo, su hijo Christian Chávez quien toca la trompeta en su mariachi, enfermó de COVID y contagió a su esposa y a sus dos niños, uno de meses de nacido, y el otro de poco más de un año. “Mi hijo fue el que estuvo más mal. Gracias a Dios que ya están todos bien. Aunque a Christian le han quedado secuelas de calambres en el corazón”.

La Plaza del Mariachi desolada por la muerte de mariachis a causa de COVID. (La Opinión)

Funerales por fiestas

Óscar comenta que no les ha faltado el empleo durante la crisis de salud, pero por desgracia no son llamados para alegrar las fiestas sino para despedir con las notas del mariachi a quienes mueren de COVID.

Hemos tenido mucho trabajo para los funerales ya sea en los entierros, en los panteones o en las capillas velatorias”.

En la medida de lo posible, solicitan a quienes los contratan que les permitan tocar fuera del lugar donde está el difunto y hay menos gente. “También sugerimos a nuestros clientes tocar música instrumental que no implique que cantemos para no ponernos en situación de mayor riesgo, aunque no siempre hay manera”, dice.

Los mariachis han tratado de protegerse con el uso de mascarillas, pero resulta imposible dado que tienen que cantar y usar instrumentos de viento. “Quien toca la trompeta se lleva la peor parte al exponerse más, ya que usa el diafragma”.

Otras medidas de prevención que han tomado, es irse por separado, cada uno en su vehículo a los eventos para los que los contratan. “Antes nos íbamos todos juntos en un solo carro, pero eso ya no lo podemos hacer para mantener la distancia social”.

Además el número de integrantes de un mariachi, lo han reducido de 8 a 5. “Ya solo vamos 5 para no exponernos y evitar un contagio”.

Los mariachis de Boyle Heights están siendo afectados por el COVID-19. (Suministrada)

Alimentación para los positivos

Si al inicio de la contingencia sanitaria, el cierre de negocios los dejó sin trabajo y pasando apuros económicos, las infecciones y muertes por COVID entre los mariachis han puesto a sus familias en un nuevo predicamento porque enfermos no pueden salir a tocar. Aunque no ha faltado quien salga a trabajar enfermo, por la urgente necesidad de hacer frente a sus gastos.

Vamos a comenzar a hacer conciertos virtuales a través de Facebook Live para recaudar fondos. Lo que queremos es poder proveer al menos tres comidas calientes durante dos semanas a los mariachis que se enferman de COVID”, dice Óscar.

El problema, precisa, es que muchos mariachis no tienen papeles ni modo de conseguir ayuda para el desempleo, y la están pasando muy mal.

Oscar Chávez con su padre y su hijo Christian son parte del mariachi Tierra Mexicana. (Cortesía Oscar Chávez)

Funerales a bajo costo

“En consideración a la grave situación por la que atraviesan muchas familias que no cuentan con los medios necesarios para los servicios fúnebres de los compañeros mariachis, llegamos a un acuerdo con una funeraría para conseguir bajos costos”, dice Israel Moreno, presidente de OMICAL.

Pide a los familiares de mariachis que han muerto por COVID y necesitan servicios funerarios, comunicarse a los teléfonos: 323-219-2177 y 323-574-9971.

La OMICAL consiguió que los funerales de Dagoberto Martinez salieran en $4,300 cuando pretendían cobrar a su viuda, $13,000. “Normalmente el costo del funeral sale entre $13,000 y $15.000”, precisa Óscar Chávez.

A los angelinos, los invitó a hacer donativos para apoyar a los mariachis al sitio de GoFundMe: Mariachi Covid Relief Fund

La cuenta de banco a la que también pueden donar es Wells Fargo, O.M.I.C.A.L Mariachis es: 6997220402. Ruta 122000247

Y hay una invitación a conectarse a la pagina de Facebook de International House of Music Inc IHOMI Los Angeles el viernes 19 de febrero a las 7 p.m. para una transmisión en vivo con fines de recaudar donativos en la que participarán varios mariachis que son parte de la comunidad de La Plaza del Mariachi en Boyle Heights. Ahí van a rifar un acordeón Hohner Stellar.

La Plaza del Mariachi en Boyle Heights, el lugar donde suelen reunirse los mariachis de Los Ángeles mientras esperan para ser contratados, se observa desolada debido al impacto que ha tenido el coronavirus en los mariachis.

“Estamos pasando por una emergencia sanitaria, y queremos que los mariachis que salen positivos se queden en su casa. Por eso necesitamos de la ayuda de todos para no tener más contagios y víctimas de COVID en la familia de mariachis de Los Ángeles”, dice Israel a quien le tomó un mes recuperarse del virus.