Cómo la nueva fórmula del tercer cheque de estímulos podría afectar a la cantidad que recibas

Personas que obtuvieron parte de los dos pagos directos anteriores podrían recibir menos dinero o quedarse sin nada

Las rentas individuales superiores a $100,000 al año no recibirían ayuda económica.
Las rentas individuales superiores a $100,000 al año no recibirían ayuda económica.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

La última propuesta para el tercer cheque de estímulos fija un nuevo límite: quienes ganen más de $100,000 dólares al año (para declaraciones individuales) no recibirían nada de ayuda económica, ni siquiera si tienen dependientes.

Para recibir el máximo ($1,400 dólares), un contribuyente que declare impuestos de manera individual tendrá que tener una renta anual inferior a $75,000 dólares. A esto se le sumarían otros $1,400 dólares en caso de que tenga dependientes de cualquier edad a su cargo a efectos tributarios.

¿Qué pasa con las personas que ganan entre $75,000 dólares y $100,000 dólares?

Las rentas de a partir de $75,000 dólares verán su pago reducido progresivamente (hasta llegar a los $100,000 dólares) de acuerdo a una fórmula que el Servicio de Renta Interna (IRS, por sus siglas en inglés) tendría que utilizar. Pero la última propuesta hace un cambio de ecuación que dejaría fuera a personas que recibieron los dos primeros pagos directos y que haría que otros reciban una cantidad menor a la de las veces anteriores.

La nueva fórmula hace que el mondo que recibirían las personas con rentas superiores a los $75,000 se vaya reduciendo más drásticamente que en los cheques de estímulos anteriores y que, por tanto, algunas de ellas consigan una ayuda económica menor que en las otras ocasiones. En esta herramienta de CNET se pueden hacer cálculos atendiendo a dicha propuesta.

¿Y los dependientes?

En los casos anteriores, las personas que declaran dependientes podían recibir un pago parcial incluso si sus ingresos anuales excedían el límite. Por ejemplo, si se usara la fórmula de los cheques anteriores, un matrimonio con una renta conjunta anual de $200,000 dólares y con dos dependientes obtendría un pago parcial de $600 dólares. Con la ecuación ahora propuesta, se quedaría sin nada.

Acotar los controles de estímulo como se propone establecería un límite firme en función exclusivamente de la renta anual. Si se supera ese límite, la cantidad del pago se reduce a cero, no importa cuántos dependientes tenga el contribuyente en cuestión.