Alcalde de Miami buscará castigo para Juan José Origel por vacunarse contra el COVID-19 en Estados Unidos

El periodista mexicano, "Pepillo" Origel, no será el único que podría recibir una sanción por vacunarse contra el COVID-19 sin ser residente de Estados Unidos

Alcalde de Miami buscará castigo para Juan José Origel por vacunarse contra el COVID-19 en Estados Unidos
Juan José Origel.
Foto: Archivo / Agencia Reforma

Por medio de un video compartido en sus redes sociales, Juan José Origel presumió que ya recibió la segunda dosis de la vacuna en contra del COVID-19 y que, contrario a los rumores que se generaron hace unos días, no recibió ninguna sanción por parte de las autoridades de Estados Unidos.

Aunque el periodista mexicano recibió algunas críticas por parte de famosos como Aylín Mujica, aseguró entre risas que no tuvo problemas a la hora de vacunarse, sin embargo, este viernes se dio a conocer que el Alcalde de Miami, Francis Suárez, podría imponer alguna sanción para el conductor a quien tachó de inmoral por sus declaraciones dentro de las redes sociales, así como al personal médico que accedió a designar el medicamento a una persona que no es residente de los Estados Unidos.

Es una gran falta de respeto, el hecho de que gente viene desde afuera se burlan de nosotros, se ponen por enfrente de la línea, eso es algo que insulta a los residentes de nuestra comunidad“, explicó durante una entrevista para el programa Al Rojo Vivo de la cadena Telemundo.

Aunque el Departamento de Salud en Florida ya tomó cartas en el asunto y a partir del 21 de enero quedó prohibido que turistas viajen a esta ciudad únicamente a ponerse la vacuna, Suárez aseguró que averiguará a qué centro acudió el comunicador para vacunarse, en donde habrán sanciones por incumplir las reglas, ya que Origel recibió la primera dosis el pasado 23 de enero, es decir, dos días después de que entrara en vigor dicha regla.

Cualquier castigo bajo la ley se debe implementar lo más severo posible. Ver a personas disfrazarse para recibir la vacuna, es algo que es inmoral. Es una falta de respeto“, comentó la autoridad.