Exfuncionaria mexicana Rosario Robles, acepta declararse culpable para reducir su pena en prisión a 6 años

Rosario Robles, involucrada en la Estafa Maestra, busca llegar a un arreglo con la Fiscalía mexicana para reducir su pena en prisión

Exfuncionaria mexicana Rosario Robles, acepta declararse culpable para reducir su pena en prisión a 6 años
Rosario Robles, involucrada en la Estafa Maestra, busca reducir su pena en prisión a 6 años.
Foto: Agencia Reforma

La nueva oferta de Rosario Robles a la Fiscalía General de la República de México (FGR), para conseguir el procedimiento abreviado en su proceso, es declararse culpable y asumir una condena de 6 años de prisión, con una reducción de la tercera parte, y sin reparar el daño.

Si la Fiscalía accediera al arreglo, esta disminución de la pena corporal dejaría el castigo en 4 años, y la ex funcionaria estaría en posibilidad de solicitar su libertad al cumplir la mitad de la pena, lo que sucedería el próximo 13 de agosto.

Esto no necesariamente significaría su salida del Penal de Santa Martha Acatitla, pues tiene pendiente una orden de aprehensión por delincuencia organizada y lavado de dinero, cuya vigencia o cancelación dependería del resultado de una negociación por separado con la SEIDO.

Fuentes allegadas a la defensa de la ex Secretaria de Estado, dijo que anoche entregaría su nueva propuesta a la Subprocuraduría de Delitos Federales, en aras de que negocie directamente con su clienta el otorgamiento de un beneficio.

En principio, la ex titular de la Sedatu y la Sedesol estaría dispuesta a negociar su declaración de culpabilidad por las presuntas omisiones ante los desvíos que llevaron a cabo sus subordinados de 2012 a 2018, por más de 5 mil millones pesos.

Las fuentes consultadas explicaron que la oferta es aceptar la pena mínima de 2 años de prisión por cada uno de los dos delitos de ejercicio indebido del servicio público, uno presuntamente cometido durante su gestión en la Sedatu y otro en la Sedesol, lo que sumarían 4 años.

Adicionalmente, aceptaría otros 2 años, que equivalen a la mitad de la pena de cada ilícito, por la agravante de haberse cometido en forma continuada durante todo el sexenio pasado y en dos dependencias federales.

La oferta original que hizo Robles desde hace más de dos meses, rechazada por la FGR, no contemplaba la agravante, sólo la pena de 4 años por los dos delitos y la reducción del 25 por ciento del castigo, lo que dejaba en 3 años la pena de prisión.

De acuerdo con la información obtenida, ahora Robles ofrece los 6 años y la reducción de una tercera parte, que dejaría en 4 años la condena.

La Ley Nacional de Ejecución Penal contempla que un sentenciado pueda solicitar la libertad bajo supervisión al cumplir el 50 por ciento de su castigo, y Robles tendrá cubierto ese requisito dentro de 5 meses.

Manzana de la discordia

La manzana de la discordia entre la FGR y Rosario Robles es la reparación del daño que le pretenden hacer pagar, que equivale al monto de los supuestos desvíos y ascienden a más de 5 mil millones de pesos.

El pasado 17 de febrero, el subprocurador de Delitos Federales, Juan Ramos López, comunicó al juez de control que no concedería el criterio de oportunidad ni el procedimiento abreviado a Robles porque ella se niega a garantizar este concepto.

En la nueva propuesta de la defensa, ratificaron que no contemplan este apartado porque consideran que es improcedente en el delito que le imputan.

No procede en los delitos de omisión de resultado formal. Textualmente (en el auto de vinculación a proceso, el juez Felipe Delgadillo Padierna) dice en audiencia ‘usted señora Rosario no se le acusa de haber malversado el dinero, sino de haber sido omisa y de no prevenir”, dijo el pasado viernes Epigmenio Mendieta.

En la audiencia intermedia del viernes pasado, el abogado dijo que lo deseable sería que su clienta negociara con funcionarios de la FGR distintos a los que litigan el proceso, ya que con ellos la relación se ha desgastado durante los últimos meses en que han tratado de llegar a un acuerdo.

Seguir Leyendo: AMLO anuncia plan para proteger a candidatos de amenazas del crimen organizado