Menos de un 30% de los alumnos del distrito unificado de LA planea volver a las escuelas, según encuesta

El superintendente Beutner advirtió que "algunos niños pueden enfrentar consecuencias de por vida si no regresan pronto al aula"

CDC y el estado de California respaldan que los alumnos estén a tres pies de distancia entre ellos.
CDC y el estado de California respaldan que los alumnos estén a tres pies de distancia entre ellos.
Foto: Jon Cherry / Getty Images

Menos de cada tres de 10 alumnos volverán a la formación presencial cuando las escuelas de Los Ángeles abran sus puertas este curso escolar, según una encuesta de autoridades educativas. Los padres que viven en zonas gravemente afectadas por la pandemia o tienen hijos en educación secundaria son más reacios a enviarlos a los salones cuando estén abiertos.

Un 42% de las familias que respondieron a una encuesta del distrito optó por regresar a la educación en persona. Cuando este porcentaje se traslada a los 465,000 alumnos que hay desde kinder hasta el grado 12 las cifras son claras: regresarían el 28% de los estudiantes de primaria, el 17% de los de middle school y el 10% de los de high school.

Los resultados de la encuesta se conocen un día después de que California redujera de 6 a 3 pies la distancia recomienda entre alumnos dentro de los salones. Aunque el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) se ha mostrado en contra de la medida -que primero publicó CDC)-, sus líderes tratan de volver a abrir escuelas.

El distrito escolar ha lanzado una campaña para convencer a las familias de que es seguro regresar gracias a que sus medidas de seguridad son de las más estrictas del país. Las autoridades educativas también advierten de los perjuicios de la pérdida de aprendizaje. La semana pasada hubo más de 40 encuentros públicos donde los funcionarios de distrito trataban de dar respuesta a dudas y de tranquilizar a las familias.

“Este es un reto urgente que todos debemos abordar, no solo aquellos que trabajan en las escuelas”, dijo el superintendente escolar angelino Austin Beutner el lunes. “El mejor aprendizaje para la mayoría de los estudiantes ocurre en el salón de la escuela y algunos niños pueden enfrentar consecuencias de por vida si no regresan pronto al aula”.

La campaña contempla también hacer que las vacunas estén disponibles en las escuelas para familiares de alumnos en comunidades de bajos ingresos. Aunque el personal escolar podrá vacunarse completamente, no pasará lo mismo con los alumnos y los miembros de sus familias.

Esta semana abrirán dos centros escolares de vacunación, uno en el este de Los Ángeles y otro en el sur de la ciudad, según Los Angeles Times.