Se busca abrir un banco para indocumentados en California

La AB 1177, o BankCal, tendría servicios financieros para todos pero su objetivo es brindar ayuda a quienes pierden dineron por carecer de una tarjeta del banco

Se busca abrir un banco para indocumentados en California
Diversas familias pierden parte de su ingreso al cambiar sus cheques, intereses y otros cobros. / foto: cortesía.
Foto: Impremedia

Sofía Lima trabaja en dos restaurantes de comida rápida en San Francisco, California.

Sin embargo, la falta de una cuenta bancaria por no tener los documentos necesarios le ha hecho perder cientos de dólares a través de los años.

Hasta el momento su única opción para cambiar sus cheques del trabajo es viajar en autobús media hora a una tienda de abarrotes donde paga $12 por cada cheque de $1,000 que cambia.

Para pagar su renta debe comprar un giro postal (money order) de $1.25 y hacer un viaje en autobús de una hora para llevarle el dinero al casero. Toma otro autobús y viaja 30 minutos a la tienda para saldar la factura de su teléfono y para cumplir con el pago del internet, debe aventarse otro viaje de una hora.

A todos estos traslados debe añadirle el costo del pasaje de ella y sus dos hijos

La mujer de origen guatemalteco estima que en los casi dos años que ha trabajado en esos restaurantes ha perdido cerca de $500 por gastos que fácilmente pudieran ser eliminados si tuviera una cuenta bancaria.

“Todo el dinero que he perdido lo pudiera usar para comprarle comida a mis hijos o ahorrarlo”, dijo Lima, quien es miembro del grupo la Lucha por $15.

Para cambiar situaciones como estas, los legisladores de California promueven ahora la medida AB 1177, mejor conocida como BankCal —que proporcionaría una plataforma financiera accesible para los todos californianos.

Esto incluye a quienes tienen sus papeles migratorios en regla y a los que no, y que a consecuencia carecen de servicios bancarios y/o cuentan con acceso insuficiente.

De ser aprobada, la medida sería el primer programa estatal del país en ofrecer a los residentes acceso a una cuenta bancaria sin cargo ni penalización que incluiría una tarjeta de débito, pago automático de facturas, capacidad de depósito directo y una infraestructura para que los titulares de las cuentas puedan construir crédito.

“Apoyar a la AB 1177 significaría que podría abrir una cuenta bancaria, sin tarifas, sin multas, sin viajes largos en autobús”, dijo Lima.

Sofía Lima hace los viajes para hacer sus pagos junto a sus dos pequeños.

Ayudando a las comunidades más necesitadas

Se estima que uno de cada cuatro hogares de California (25%) y casi la mitad de los hogares latinos y afroamericanos (50%) no tiene acceso a servicios bancarios, como cuentas corrientes y de ahorro.

El asambleísta Miguel Santiago, co presentador de la AB 1177, dijo que cuando una persona rica gana dinero, este genera dinero pero que cuando una persona pobre gana dinero, este es robado en todas las áreas posibles en formas de préstamos de día de pago (payday loans), intereses y otros cobros.

Agregó que no importa si una persona ya gana $15 la hora porque al hacer las deducciones de cada pago, la cantidad se va reduciendo en gastos innecesarios.

“Es por eso que estamos buscando crear un banco que le daría a California la capacidad de tener una opción de banca pública”, dijo Santiago.

BankCal reveló que los hogares californianos que ganan menos de $30,000 al año, o poco menos de $15 por hora para un trabajador a tiempo completo, representan el 80.7% de los que no tienen cuenta de banco.

La asambleísta Wendy Carrillo dijo que conoce de primera mano el no tener conocimiento de los depredadores financieros. Contó que cuando estaba asistiendo a la universidad le ofrecieron una tarjeta de crédito y en menos de lo que se imaginó, ya estaba inundada con una enorme deuda y altos intereses.

“No sabía cómo manejar los gastos y antes de darme cuenta, ya me estaban cobrando todo tipo de comisiones. Mi banco terminó cerrando mi cuenta”, dijo Carrillo.

“Sé lo que es no tener acceso a servicios bancarios, estar desatendido y no comprender nuestras instituciones bancarias financieras”.

Poco después dijo que tuvo la oportunidad de trabajar en un banco, haciendo transferencias desde México a moneda estadounidense.

El banco principal estaba en Century City pero tenía una sucursal en el Este de Los Ángeles y de repente esta sucursal cerró obligando a las personas, principalmente inmigrantes que no hablaban inglés, a viajar en autobús desde el este de Los Ángeles hasta Century City para cobrar sus cheques, hacer transferencias o enviar dinero a sus familias en México y Latinoamérica.

“Hubo tanta confusión, que finalmente el banco terminó cerrando… La falta de compasión que vi por estas familias trabajadoras, fue muy real”, expresó Carrillo y dijo que estas experiencias son lo que la motivan a apoyar la AB 1177.

La asambleísta Wendy Carrillo habló de la necesidad de los servicios bancarios en la comunidad.

El asambleísta Mike Gipson, explicó que esta ley evitará que la gente permanezca en silencio para luchar por las cosas que importan.

“Tenemos mucho trabajo por delante en nuestro estado y en nuestra comunidad para ayudar a reconstruir, después de que esta pandemia ha devastado no sólo a California sino también a nuestro país”, dijo.

La propuesta fue presentada por los asambleístas Santiago, Carrillo, Gipson, David Chiu, Eduardo García, Lorena González, Ash Kalra, Alex Lee, Phil Ting y Christina Wicks.

Los coautores son los asambleístas Rob Bonta, Laura Friedman, Reggie Jones-Sawyer y Luz Rivas y los senadores María Elena Durazo, Lena González, Ben Hueso y Scott Wiener.

Fue enmendada el 25 de marzo y se espera que su próxima audiencia sea el 29 de abril.

Para saber más acerca de este programa visite: https://www.bankcalahora.com/