Eiza González: “A veces a los directores se les olvida que sigo siendo mexicana”

La actriz de 31 años actúa en Godzilla vs. Kong junto a Demián Bichir y reclama que la industria del cine deje de encasillar a las mujeres latinas

Eiza González en una escena de Godzilla vs Kong.
Eiza González en una escena de Godzilla vs Kong.
Foto: Warner Bros.

Eiza González está en un momento dulce. A sus 31 años no para de trabajar. Esta semana se presentó como imagen del nuevo perfume de Louis Vuitton en una campaña que están dando mucho de qué hablar y al mismo tiempo la vemos en el estreno de la semana, Godzilla vs. Kong, que espera convertirse en la película más taquillera en cines en más de un año.

La actriz mexicana nos atendió desde Los Ángeles para hablar del blockbuster en el que actúa junto a Demián Bichir, de la tendencia de la industria a encasillar a las actrices latinas y de cómo se encuentra trabajando en Hollywood y en inglés.

Pregunta: Godzilla vs. Kong se filmó antes de la pandemia. ¿Se siente como algo muy lejano?

Eiza González: Creo que filmamos en 2018. Ya ni sé… Cuando haces este tipo de películas sabes que va tomar un poco de tiempo por la animación y toda la tecnología. Pero ahora se siente un poco triste que el estreno se dé dentro de una pandemia y no podamos compartir con los fans en persona, poder ir a Asia, hacer las promociones como lo haríamos… Porque esa energía es contagiosa. Pero estoy muy contenta con el resultado. La película es muy entretenida. La gente se va a divertir, que creo que es lo que necesitamos ahorita.

P.: Godzilla y King Kong llevan toda la vida. ¿Por qué crees que siguen estando ahí generación tras generación?

E.G.: Siempre nos vamos a identificar con las películas de monstruos porque nos permiten fantasear con el “qué pasaría” si viviéramos en un mundo con otros titanes. Es regresar un poco a qué hubiera pasado si viviéramos con los dinosaurios, quién tendría control. Y es también una conexión con la naturaleza. Los seres humanos tenemos la curiosidad de si la naturaleza tuviera más fuerza –que la tiene– física de imponerse contra nosotros.

P.: Tu personaje es Maya, la hija de Demián Bichir. Son un poco los “malos”, eres la villana de la película…

E.G.: Demián y yo lo hablamos. Creo que no observamos a ningún personaje como villano o héroe, porque cuando lo ves de esa manera puedes caer en el estereotipo. Creo que la agenda de nuestros personajes es honesta. Ellos creen fervientemente en que la tecnología va a salvar a la Humanidad. Pero también el personaje de Demián tiene mucha avaricia. Es un genio lunático que quiere tener el control. En cambio ella tiene una historia de reivindicación, de demostrarle a su padre que puede lograr lo que le pide.

P.: Se te ve muy cómoda haciendo películas de acción y personajes de carácter.

E.G.: Trato de hacer de todo un poco. Me gustan los personajes dinámicos. Jugar con la fantasía. También tiene que ver con la industria, que si empezaste de una manera, te ve así siempre. Poco a poco estoy haciendo otro tipo de proyectos, como “Descuida, yo te cuido” (“I Care a Lot”, en Netflix). Pero sí me gustan las películas de este género. Para mí la magia del cine siempre la representaron esas películas grandes, explosivas. Y nunca tuve la oportunidad de ver a mujeres latinas haciendo este tipo de personajes, porque estaban hechos exclusivamente para mujeres blancas. Ahora que se están abriendo las oportunidades es muy difícil para mí dejar pasar la oportunidad de representar a nivel internacional a una mujer latina de una manera distinta que nos ayude a salir de un estereotipo o cliché. Tengo una afinidad con esos personajes. Maya no tiene nada que ver con de dónde es o de dónde viene. Es una mujer con convicción, clara, educada, inteligente… Representa a la mujer contemporánea. Pero claro, me encanta diversificarme y buscar otros proyectos que me permitan abrirme camino en otro tipo de personajes. Porque a alguien como Demián Bichir se le permite bastante, pero a veces es más difícil como mujer.

P.: ¿Tenías miedo a que te encasillaran?

E.G.: A los latinos siempre nos encasillan. Punto, se acabó. Y creo que a las mujeres latinas las encasillan mucho más todavía. A los hombres les dan mucho más permiso. Pero también Matthew McConaughey empezó en comedias románticas y le costó muchísimo trabajo ser tomado en serio. Esto pasa en todas las carreras de una u otra forma. Yo personalmente disfruto las películas de acción, me encantan este tipo de proyectos. Lo que me guía es la dirección, el libreto, el personaje… eso es lo que me inspira. Un constante factor en mis personajes es que no son necesariamente el estereotipo de una mujer latina.

P.: Estás trabajando mucho en inglés. ¿Ya lo sientes como tu mundo?

E.G.: No, no. El inglés siempre va a ser mi segunda lengua y, aunque parezca que no, me cuesta mucho trabajo. Es algo complejo. Innatamente pienso en español y tengo que adaptar eso al inglés. Tiene que ver también con lo cultural, porque la manera en que una mujer latina reaccionaría es muy diferente a como lo haría una mujer americana. A veces los directores esperan que yo actúe más como una actriz americana, sin embargo se les olvida que yo sigo siendo mexicana, de otra cultura. A veces es complejo saber cuál es la mejor opción, pero lo disfruto. Estoy en constante aprendizaje y crecimiento.

· Leer más: Eiza González tenía más escenas en ‘Godzilla vs Kong’, pero las eliminaron