Claves del día 7 del juicio a Derek Chauvin, el policía implicado en la muerte de George Floyd

Un experto en el uso de fuerza durante arresto policiales testificó: "Mi opinión fue que la fuerza era excesiva"

Claves del día 7 del juicio a Derek Chauvin, el policía implicado en la muerte de George Floyd
La muerte de George Floyd es un símbolo de la violencia policial y el racismo en EE.UU.
Foto: CHANDAN KHANNA / AFP / Getty Images

Un experto en uso de la fuerza policial de renombre nacional tomó el estrado como testigo el martes en el juicio por asesinato que se sigue contra Derek Chauvin, un exoficial de policía conocido por su participación en el asesinato de George Floyd en Minneapolis, Minnesota, el 25 de mayo de 2020.

La muerte de George Floyd generó indignación general en Estados Unidos desde que ocurrió en mayo de 2020, cuando circuló un video en línea que mostraba al oficial Derek Chauvin sosteniendo su rodilla en el cuello de Floyd en una esquina de la calle de Minneapolis mientras este jadeaba por respirar.

La muerte de George Floyd provocó protestas en todo el país contra la brutalidad policial y un ajuste de cuentas por discriminación y racismo que alcanzó a toda la sociedad.

Ahora el caso se está litigando en un tribunal penal desde hace una semana, y Chauvin enfrenta cargos de homicidio, homicidio en segundo grado y asesinato en tercer grado por la muerte de George Floyd.

La primera semana del juicio contra el exoficial de policía de Minneapolis concluyó el viernes con el miembro más antiguo del departamento de policía testificando que era “totalmente innecesario” que Derek Chauvin se arrodillara sobre el cuello de Floyd por más de nueve minutos mientras este yacía esposado boca abajo.

Fueron 9 minutos, 29 segundos

En su declaración de apertura, el fiscal Blackwell dijo al jurado que Chauvin se arrodilló sobre el cuello de Floyd durante 9 minutos y 29 segundos. El tiempo ha fluctuado. En una denuncia inicial, se registró como 8 minutos y 46 segundos, lo que se convirtió en un grito de guerra durante meses en las protestas en Minneapolis y en todo el país.

Qué ocurrió en el juicio el martes

El sargento Jody Stiger, ex infante de marina y veterano de 28 años en el Departamento de Policía de Los Ángeles, fue llamado como el primer testigo experto de la fiscalía en el caso de alto perfil. Stiger testificó que Chauvin, en su opinión, usó fuerza excesiva en la muerte de George Floyd.

Stiger dijo que revisó todos los videos que muestran el encuentro fatal del 25 de mayo de 2020 con Floyd, incluidas las imágenes de las cámaras del cuerpo de la policía, cámaras de vigilancia y videos tomados por transeúntes, y analizó los informes de investigación y el uso de de políticas de la policía de Minneapolis para emitir una opinión sobre las acciones tomadas por Chauvin y otros oficiales involucrados en el arresto.

“Mi opinión fue que la fuerza era excesiva”, testificó Stiger.

El experto indicó que la ofensa por la que Floyd estaba siendo detenido, supuestamente por usar un billete falso de $20 dólares para comprar un paquete de cigarrillos, era una ofensa de bajo nivel.

“Por lo general, no esperaría usar ningún tipo de fuerza”, dijo.

Stiger testificó que inicialmente los agentes estaban justificados en el uso de la fuerza cuando Floyd, que estaba esposado, se resistió a subir a la parte trasera de una patrulla.

“Sin embargo, una vez que lo colocaron en la posición de decúbito prono en el suelo, lentamente cesó su resistencia, y en ese momento los oficiales – exoficiales, debería decir – deberían haber disminuido la fuerza o detenido su fuerza también”, dijo Stiger, un exmiembro de la Junta de Revisión del Uso de la Fuerza de LAPD.

Los instructores de la policía local testifican

Varios entrenadores del Departamento de Policía de Minneapolis también tomaron el estrado de testigos el martes, testificando que Chauvin había completado múltiples cursos de actualización en todo, desde intervención en crisis y desescalada hasta resucitación cardiopulmonar.

Pero los entrenadores de la policía, que testificaron para la acusación, dijeron que las técnicas que se vio usando a Chauvin para controlar a Floyd, incluido apretar la rodilla contra el cuello del hombre durante 9 minutos y 29 segundos, no es algo para lo que entrenan a los oficiales de policía de Minneapolis.

El sargento Ker Yang, un veterano de 24 años en la policía de Minneapolis y su coordinador de capacitación en intervención en crisis, testificó que reconoció a Chauvin a través de la “capacitación”. El experto confirmó registros de que en 2016 Chauvin participó en un curso de 40 horas sobre intervención en crisis, donde actores profesionales presentaron a los oficiales escenarios de personas que sufren una variedad de emergencias, incluidas las provocadas por enfermedades mentales y drogas.

El teniente de la policía de Minneapolis Johnny Mercil, un instructor de entrenamiento de uso de fuerza, también testificó el martes que ayudó a desarrollar el programa anual de entrenamiento de uso de fuerza en servicio del departamento que Chauvin tomó en 2018.

Mercil explicó que los agentes están entrenados para “usar el menor nivel de fuerza posible” para controlar a una persona que se resiste al arresto de una manera que sea segura tanto para el sujeto como para los agentes.

También dijo que los agentes también están entrenados para saber que algunas partes del cuerpo son más propensas a sufrir lesiones, como el cuello y la cabeza.

Cuando se le mostró una foto de Chauvin con su rodilla en el cuello de Floyd, Mercil dijo que la técnica no está actualmente, y nunca ha sido, autorizada como técnica de restricción enseñada por el Departamento de Policía de Minneapolis.

“Les decimos a los oficiales que se mantengan alejados del cuello cuando sea posible”, dijo Mercil.

La oficial de policía de Minneapolis Nicole MacKenzie, coordinadora de apoyo médico del departamento, testificó que Chauvin completó la capacitación en servicio en RCP y primeros auxilios varias veces, incluido un curso en 2019. MacKenzie testificó que los oficiales están entrenados para comenzar la reanimación cardiopulmonar de inmediato si no detectan el pulso, como ocurrió en el caso de Floyd.

El fiscal Steve Schleicher le preguntó a MacKenzie sobre la frase “si puedes hablar, puedes respirar”, que la evidencia en video muestra es lo que los oficiales le dijeron a Floyd mientras se quejaba de no poder respirar.

“Sería incompleto decirlo”, dijo MacKenzie. “Alguien puede tener dificultad respiratoria y aun así poder vocalizarlo. El hecho de que pueda hablar no significa que pueda respirar adecuadamente”.

Con información de The New York Times, ABC News y NBC News