Confesión de escándalo: un guionista esparció cenizas de su padre en el mítico campo de Augusta National, sede del Masters

El hombre hizo la insólita revelación en una columna especial para el diario Los Angeles Times

Confesión de escándalo: un guionista esparció cenizas de su padre en el mítico campo de Augusta National, sede del Masters
El famoso roble cerca de la histórica casa club de Augusta National Golf Club.
Foto: Andrew Redington / Getty Images

Un hombre de Los Ángeles que trabaja como guionista confesó haber esparcido cenizas de su padre hace algunos años en el campo de Augusta National Golf Club, la mítica y súper exclusiva sede del Masters, el torneo de golf más importante del mundo.

La insólita revelación fue publicada en el diario Los Angeles Times en una columna especial escrita por Hayes Jackson. El Masters dará inicio este jueves en las majestuosas instalaciones de Augusta, en Georgia.

Esparcir cenizas de una persona en Augusta National equivaldría a hacerlo en el campo del estadio Santiago Bernabéu en el fútbol, de Wrigley Field o Fenway Park en el béisbol, o de Lambeau Field en el fútbol americano.

El autor de la columna escribió que él y su padre, un ávido jugador de golf que nunca se perdía el Masters en la televisión pero que nunca pudo asistir al torneo, tuvieron una relación especial a través de la práctica de este deporte.

Según el artículo, tras la muerte y cremación de Tommy Jackson a los 80 años en 2014, Hayes y su hermano decidieron esparcir sus cenizas en el espectacular campo de golf de Pebble Beach, en el área de Monterey, norte de California. Lo hicieron obviamente a escondidas al pie del emblemático árbol ciprés del hoyo 18. Sorpresivamente, no fueron los únicos regando cenizas esa noche.

Pero en la primavera siguiente, Hayes y su hermano consiguieron boletos para una jornada del Masters. Aún tenían algunas cenizas de su padre.

“Papá estaba en mi bolsillo derecho en una bolsa Ziploc cuando llegamos a la puerta principal. Me tembló la mano cuando puse mi cartera y mis llaves en el recipiente de seguridad. Entonces me preparé para caminar a través del detector de metales. Tres rápidos pasos y luego… el lindo sonido del silencio. Las cenizas no contenían ningún rastro de las caderas de titanio de mi papá”, se lee en la columna.

El objetivo de los hermanos era regar las cenizas debajo de un famoso roble localizado cerca de la histórica casa club o ‘clubhouse’ de Augusta National.

“Mientras mi hermano estaba de pie, yo me arrodillé fingiendo que estaba atando mi zapato. Un momento después mi papá se convirtió en una muy pequeña parte de Augusta National Golf Club”, relata el autor.

“Respiré profundamente y sonreí. Ahora solo había una cosa más por hacer. Mi hermano y yo agarramos la última pizca de las cenizas y caminamos hacia Amen Corner”, dice el artículo.

Amen Corner es una parte famosa del campo entre los hoyos 11 y 13.

“Igual que mi papá siempre lo hizo, yo voy a estar viendo felizmente el Masters este año desde mi casa. Y cada vez que ellos muestren ese magnífico roble o hagan una toma de Amen Corner voy a pensar en mi padre”.

LEER MÁS: Golfista español logra el hoyo en uno más increíble en el campo de Augusta National