Los restaurantes estadounidenses enfrentan la escases de un condimento básico

La salsa de tomate es el condimento favorito de Estados Unidos, sin embargo, no es el único producto que ha escaseado durante esta pandemia

Los restaurantes estadounidenses enfrentan la escases de un condimento básico
La salsa de tomate en sobrecitos ha sido la mejor alternativa
Foto: Pxhere

La pandemia por Covid-19 ha afectado sectores de la industria de los restaurantes hasta niveles no imaginados, pues los precios de los paquetes de salsa kétchup han subido 13% desde enero de 2020, según datos de Plate IQ, una plataforma tecnológica de la industria de los restaurantes, según informó The Wall Street Journal.

La escases del condimento más popular de Estados Unidos impone un obstáculo más en la recuperación de la industria, pues no sólo las cadenas de comida rápida se han visto afectadas, también restaurantes independientes y empresas de servicios de alimentos.

Las pautas actuales para prevenir contagios han hecho que las botellas compartidas de kétchup desaparezcan, dándole lugar a los sobrecitos individuales.

Heiz, la marca de salsa de tomate más utilizada en Estados Unidos, dijo al Journal que planea aumentar su producción cerca de un 25% a más de 12 mil millones de paquetes al año, pues no ha podido mantenerse al día con la demanda de sus sobres de kétchup.

Debido al encierro por la pandemia, la cantidad de personas que cocinan en casa ha aumentado, esto ha derivado en que las ventas minoristas de salsa de tomate aumentaron hasta 15% en 2020, comparado con el 2019.

La comida para llevar también ha visto un increíble aumento por el aislamiento, así que la demanda de sobres de kétchup para llevar se ha convertido en la única alternativa, poniendo a las empresas en dificultades.

Pero la salsa de tomate no es la única que ha escaseado en el país durante esta pandemia, pues hace unos días se dio a conocer que Burger King retrasó el lanzamiento de su nuevo sándwich de pollo debido a la escases de pepinillos. Otros productos que han sufrido la misma suerte es la harina, además del pepperoni y latas de aluminio.

Te puede interesar