Armas de guerra en las calles del condado de Los Ángeles

La artillería de los criminales y pandilleros sorprende a las autoridades; mientras los niveles de delincuencia continúan en ascenso

El fusil de asalto AR-15 es el más vendido en Estados Unidos y el más mortífero.
El fusil de asalto AR-15 es el más vendido en Estados Unidos y el más mortífero.
Foto: Jorge Macías / Impremedia

Mientras que miles de armas se encuentran en las calles en manos de criminales y decenas de miles más han sido confiscadas, la ola de balaceras mortales no cesa en el sur de California y las autoridades del Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles consideran que es necesario adoptar leyes federales más estrictas para la obtención de armas de fuego.

Tan solo en la ciudad de Compton, en el fin de semana otros dos hombres fueron asesinados a tiros. Fue el tercer tiroteo mortal en cinco días en esa ciudad.

La noche del 4 de abril, un hombre de 20 años fue baleado de muerte en la cuadra 700 de la avenida Matthisen.

Tres días antes, agentes del Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles encontraron muerto a tiros a Ewell Jones, de 53 años, en la cuadra 1500 de Kay Street, y alrededor de las 8:15 p.m. del 31 de marzo, Jonathan Cabrera, de 35 años, fue hallado muerto a tiros en la cuadra 600 de la calle West Corregidor.

“A lo largo de la pandemia, los niveles de delincuencia han aumentado en todo el condado y el país”, dijo la alcaldesa Aja Brown.

“Si bien Compton suele ser el centro de atención de los medios de comunicación, estos aumentos en la delincuencia no son exclusivos de nuestra ciudad. Cualquier aumento de la violencia es motivo de gran preocupación para nuestra ciudad y su liderazgo”.

Brown enfatizó que la ciudad de Compton “ha mantenido su compromiso con la paz”.

De hecho, este sábado, organizaran una cumbre de paz para identificar soluciones basadas en la comunidad para los delitos violentos.

Fusil de asalto AR-15, el más vendido y el más mortífero

El problema de las armas en manos equivocadas es tan grave que ha llevado a alguaciles del condado a confiscar aproximadamente 5,000 armas de todo tipo de calibre, según el Sheriff Alex Villanueva.

“Esa cantidad es la que recogemos cuando paramos automovilistas sospechosos, cuando las armas se han usado en investigaciones criminales, o en asuntos de violencia doméstica donde los individuos las usan”, dijo Villanueva.

Para los agentes del LASD, las zonas del condado donde se mueve el mayor número de armas son el Valle del Antílope (Lancaster y Palmdale, principalmente) y el Sur de Los Ángeles: de norte a sur de la autopista 710, hasta la autopista 110 de San Pedro, y desde la avenida Florence hacia el norte y sur de la autopista 405.

Estas áreas geográficas representan numerosos vecindarios donde hay presencia de peligrosas pandillas latinas y de afroamericanos, desde Adams-Normandie a Watts, o de Leimert Park a las zonas no incorporadas de Athens, Florence-Firestone o Willowbrook, entre otros.

“Tenemos una unidad de detectives que rastrea a convictos de la ley que fueron condenados por delitos graves y ya no pueden tener armas, pero aún así siguen teniéndolas”, agregó Villanueva “Pero si los encontramos, serán arrestados con nuevos cargos y volverán a la cárcel”.

De acuerdo con el alguacil, entre las armas más sofisticadas en poder de los maleantes está el fusil de asalto AR-15, “el más vendido en Estados Unidos y el más mortífero”. Este tipo de arma lo utilizo el ejército estadounidense en las guerras de Vietnam, Afganistán e Irak.

“Son armas de guerra que no deberían estar en las calles, pero son legales, quienes las adquieren están protegidos por la Segunda Enmienda (derecho a portar armas)”, dijo Villanueva a La Opinión. “Debería haber leyes más estrictas no solo en California; lo que valdría la pena debería ser a nivel federal, porque ahí sí se iría a la raíz del problema”.

En efecto, a pesar de las leyes en el “Estado Dorado”, el 28 de julio de 2019, Santino William Legan, de 19 años, fue autor de un tiroteo masivo durante el Festival del Ajo en Gilroy, California. El atacante mató a tres personas e hirió a otras 13 antes de suicidarse después de una balacera con los policías.

“El pistolero usó un rifle semiautomático que compró legalmente en Nevada, pero que habría sido ilegal comprarlo en California”, recordó Villanueva. “Una semana después que lo adquirió, lo introdujo ilegalmente a California”.

Destrucción de armas en Whittier

En las instalaciones de Propiedad Central y Evidencia del Sheriff del condado de Los Ángeles, en la ciudad de Whittier, el teniente Brian D. Gellis custodia unas 50,000 armas de todo tipo de calibre que han sido confiscadas desde 1979.

“Una vez que la evidencia y la propiedad son tomadas por el patrullero o el detective de un lugar o durante una parada de tráfico o en cualquier lugar durante una incautación de cualquier tipo”, dijo Gellis.,

Después, la evidencia se registra o se procesa en la estación del LASD, y finalmente, la evidencia se almacena hasta que los detectives decidan cómo se va a disponer o eliminar el caso; se devuelve o no al propietario legítimo.

En unas cajas repletas de armas, una a una son destruidas mediante el uso de una prensa hidráulica, y de ahí pasan a un lugar donde las hacen pedazos y finalmente son fundidas en pequeños trozos de metal.

El tiroteo de Saugus High School con un ‘arma fantasma’

El jefe del LASD destacó que la matanza por el uso ilegal de armas que más le ha impresionado ocurrió el 14 de noviembre de 2019 en Saugus High School en Santa Clarita, California.

El tiroteo masivo se produjo cuando un estudiante identificado como Nathaniel Berhow, de 16 años, disparó a cinco compañeros de escuela, mató a dos, y después se suicidó.

“Ese muchacho usó una ‘arma fantasma’, dijo Villanueva.

Los rifles caseros o “armas fantasmas” pueden ser construidas por partes y entran fácilmente en el mercado negro debido a lagunas en las regulaciones federales.

De hecho, funcionarios federales de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF), agencia dependiente del Departamento de Justicia, dicen que casi una de cada tres armas que la policía recupera en escenas de crímenes en el área de Los Ángeles son “armas fantasmas” que son prácticamente imposibles de ser rastreadas.

“Estoy sorprendido por el mayor número de ‘armas fantasmas’ que hay en las manos de las personas prohibidas, y el problema ahora es más común en las pandillas”, apuntó el teniente David Auner, jefe de la Oficina de Operación de Calles Seguras del LASD.

Nueva ley de armas en camino para California

En la batalla por el control de armas en California, el gobernador Gavin Newsom firmó la ley AB 2847 del asambleísta de San Francisco, David Chiu, referente al micro estampado de armas de fuego, que tenderá hacia la reducción gradual de la cantidad de todo tipo de armas a la venta en el estado.

Luego que la ley fue proclamada, los fabricantes de armas y los defensores de las armas ligados a la Asociación Nacional del Rifle (NRA) anunciaron su oposición, señalando que el micro estampado no solo viola los derechos de la Segunda Enmienda y aumentaría la actividad del mercado negro y las armas no registradas en el estado, sino que también perjudicaría económicamente durante una época de recesión económica.

“Escribimos la ley junto con el [ex] fiscal estatal [Xavier Becerra] y nos sentimos muy confiados que es legal y creo que prevaleceremos”, declaró a La Opinión, Jennifer Kwart, portavoz del asambleísta Chiu. “La ley de micro estampado original de California se confirmó en la corte, por lo que no vemos ninguna razón por la cual esta ley de micro estampado no se cumpliría también si la industria decide desafiarla”. La ley entra en vigor el 1 de julio de 2022.

Miles de armas confiscadas por la ATF

Ginger Colbrun, Oficial de Información Pública en la División de Campo de Los Ángeles para la ATF, informó a La Opinión que el número de armas de fuego confiscadas para el año fiscal 2020 fue 725. El año previo fueron confiscadas 1,752 armas.

La División de Campo de Los Ángeles de ATF se extiende desde San Luis Obispo hasta la frontera mexicana y hasta Yuma, Arizona, y cubre los condados de Los Ángeles, Orange, Riverside, San Bernardino, Ventura, Santa Bárbara, San Luis Obispo, San Diego e Imperial.

“Todas las armas de fuego puestas bajo la custodia de la ATF estuvieron directamente involucradas en violaciones de la Ley de Control de Armas y / o la Ley Nacional de Armas de Fuego”, dijo Colbrun.