Persisten las deudas económicas de Chivas de Guadalajara

El conjunto mexicano aún no ha terminado de cancelar la liquidación de Luis Fernando Tena. Persisten cuentas por pagar de los $20 millones de dólares por Jesús Ángulo, Cristián Calderón y Alexis Peña

La esperanza del Rebaño se sustenta en el ingreso por boletería en el estadio Akron.
La esperanza del Rebaño se sustenta en el ingreso por boletería en el estadio Akron.
Foto: Alejandra Suárez / Imago7

Las Chivas de Guadalajara viven momentos complicados a nivel deportivo e institucional. Futbolísticamente no han generado buenos resultados y esto puede ir ligado a las dificultades extra deportivas por las que atraviesa el Rebaño. Uno de los pendientes de las Chivas es el que mantiene con su exentrenador, Luis Fernando Tena.

La directiva del ‘Chiverío’ mantiene una cuenta pendiente con el exfutbolista mexicano, quien asumió las riendas del equipo en septiembre de 2019. Chivas ha tenido que ir cancelando por plazos la liquidación de Tena, luego de que este fuera desvinculado de la institución de forma temprana en agosto de 2020.

Esta medida ha sido adoptada por varios clubes de la Liga MX. La pandemia del coronavirus ha afectado la billetera de los equipos del fútbol mexicanos y esto se ha visto reflejado en el cumplimiento de los contratos que, en su momento, parecían perfectamente viables, pero que luego de un fatídico 2020 se han convertido en verdaderos problemas.

Las Chivas de Guadalajara mantiene algunas cuentas pendientes relacionadas a la adquisición de futbolistas de su plantilla. El pacto que aún no ha sido concretado vinculan a el Rebaño con Necaxa. El equipo de Guadalajara debe cubrir al rededor de $20 millones de dólares por las compras de Jesús Ángulo, Cristián Calderón y Alexis Peña.

 

Una de las vías de ingreso que tiene entre sus manos el ‘Campeonísimo’ se sustenta en el ingreso de aficionados al estadio. Las ganancias por boletería pueden contribuir de forma positiva para ir sanando los pasivos del equipo. No obstante, esta solución se ve disminuida porque bajo ninguna circunstancia el estadio Akron permitirá el ingreso del 100% de sus capacidades, por las medidas de prevención impuestas por la Liga MX y las autoridades locales.