Biden califica de “totalmente injusta” la situación del opositor ruso Alexéi Navalny

Navalny ha estado en huelga de hambre cerca de tres semanas. Su médico dijo que el opositor ruso puede morir en cualquier momento

Biden califica de “totalmente injusta” la situación del opositor ruso Alexéi Navalny
Alexei Navalny es conducido a la cárcel tras el fallo que lo ordenó a su regreso de Rusia, en enero.
Foto: ALEXANDER NEMENOV / AFP / Getty Images

El presidente Joe Biden denunció a Rusia el sábado por su trato al destacado opositor de Vladimir Putin, Alexei Navalny, en medio de reportes de que su salud se está deteriorando en prisión.

“Es total, totalmente injusto”, dijo Biden, según reportes. “Totalmente inapropiado”.

Navalny fue detenido en enero tras regresar a Rusia desde Alemania, donde se recuperó durante varios meses de un envenenamiento del que culpa a Rusia, y que el país ha negado. El opositor fue sentenciado rápidamente a más de dos años de prisión tras su regreso a Rusia,  por cargos que él considera que son falsos. Está detenido en la famosa prisión de Matrosskaya Tishina.

Navalny, quien ha estado en huelga de hambre durante casi tres semanas, dijo en una publicación de Instagram que un funcionario le había dicho que su salud estaba empeorando y que podría ser alimentado a la fuerza si seguía sin comer.

El opositor ha exigido que su médico pueda verlo, después de sufrir un fuerte dolor de espalda y entumecimiento de piernas en prisión. La esposa de Navalny ha dicho que él ha tenido problemas para hablar.

El médico de Navalny dijo el sábado que este “podría morir en cualquier momento”.

Los comentarios de Biden el sábado en un club de golf en Wilmington, Delaware, se producen pocos días después de que el presidente impuso nuevas sanciones al Kremlin y expulsó a varios diplomáticos rusos de EE.UU.

La administración Biden está tratando de tomar medidas enérgicas contra el Kremlin por sus intentos de interferir en las elecciones de 2020, el ciberespionaje de SolarWinds y la ocupación de Crimea por parte del país, entre otras acciones.

En respuesta, Rusia expulsó a diez diplomáticos estadounidenses y expulsó a varios funcionarios estadounidenses prominentes de Rusia, incluido el fiscal general Merrick Garland.