¿Las empresas están preparadas para el regreso de sus empleados después de la COVID-19?

De acuerdo con los expertos, muchos de los cambios que han permitido a profesionales de todo tipo trabajar de forma remota han llegado para quedarse. Pese a esto se espera la implementación de modelos laborales híbridos con el fin de fomentar la seguridad y la higiene

¿Las empresas están preparadas para el regreso de sus empleados después de la COVID-19?
Muchas personas dudan en regresar a la oficina, citando preocupaciones sobre el uso del transporte público para viajar, por ejemplo.
Foto: Pixabay

A medida que aumenta el ritmo de las vacunas contra la Covid-19 en el país, los trabajadores y empleadores comienzan a discutir cómo sería el regreso a su lugar de trabajo físico.

Para los trabajadores, esto podría significar cambiar los sofás y dormitorios que se han doblado como oficinas durante más de un año por escritorios, y  salas de conferencias.

Sin embargo, muchas personas dudan en regresar a la oficina, citando preocupaciones sobre el uso del transporte público para viajar, por ejemplo.

Más del 70% de los estadounidenses están, al menos, un poco preocupados por volver a la normalidad, según una encuesta de Safety.com.

Una quinta parte de los que están preocupados, citaron específicamente sus preocupaciones sobre el regreso al lugar de trabajo, según Tanya Rivero de CBSN.

Entonces, ¿qué medidas de seguridad adoptarán las empresas para que los empleados se sientan cómodos al  regresar al lugar de trabajo?

Jamie Greenberger, experto en seguridad y protección de Safety.com, expone que “incluso, con el lanzamiento de las vacunas, las precauciones de seguridad no van a ninguna parte”.

Las precauciones que incluyen lavarse las manos con regularidad, el distanciamiento social y el uso de máscaras serán habituales en el trabajo en el futuro previsible.

De acuerdo con el experto, algunas empresas realizarán pruebas de detección, rastreo de contactos y pruebas periódicas.

Algunas otras, trabajarán en minimizar el contacto con patrones de caminar en un solo sentido, buscarán más espacio entre escritorios y seguirán fomentando el uso de máscaras.

Por otra parte, se espera que los empleadores apliquen modelos híbridos de trabajo, en los que se opte por continuar trabajando desde casa, mientras que otros regresan a la oficina al menos a tiempo parcial, se conviertan en la norma.

Este tipo de flexibilidad por parte de los empleadores es importante porque no pueden controlar las actividades en las que participan los trabajadores.

Se espera que la pandemia tenga un impacto duradero en cómo vemos el trabajo y las oficinas.

De acuerdo con los expertos, muchos de los cambios que han permitido a profesionales de todo tipo trabajar de forma remota han llegado para quedarse.

También te puede interesar: Encuesta revela que 15% de los estadounidenses están en peor situación tras un año de pandemia