Operativo contra la prostitución termina con 13 arrestos en Lynwood

La mayoría de los detenidos eran hispanos que solicitaban servicios sexuales a mujeres que en realidad eran agentes del Sheriff

Los detenidos en el operativo fueron acusados de un delito menor.
Los detenidos en el operativo fueron acusados de un delito menor.
Foto: Jorge Macías / Impremedia

Como si fuera una jornada de pesca, uno a uno fue mordiendo el anzuelo. Se trata de hombres que fueron atrapados por agentes del Departamento del Alguacil del condado de Los Ángeles cuando solicitaban servicios sexuales de presuntas mujeres de la vida galante, pero que en realidad eran agentes encubiertas.

El lugar de los arrestos sucedió enfrente de un motel de “mala muerte” ubicado sobre el bulevar Long Beach, en Lynwood y la intersección de la calle Burton.

Allí, una agente utilizada como señuelo se contoneaba; hacía señas a los automovilistas y algunos se detenían a conversar primero con la mujer y enseguida a negociar cualquier tipo de servicios sexuales.

Hecho el  trato, los hombres -en su mayoría hispanos y afroamericanos- entraban con sus automóviles al motel.

Pero en fracciones de segundos, patrullas del alguacil aparecían inmediatamente e impedían que los hombres pudieran reaccionar. Del motel solamente salían con dos grilletes en sus manos, y eran puestos en la parte trasera de una patrulla.

Era un jueves por la tarde. Daba la impresión de que muchos de los detenidos apenas habían salido de trabajar.

El operativo fue en el bulevar Long Beach a plena luz del día.

Uno de los primeros arrestados fue esposado en la calle. Cuando se dio cuenta que había “mordido el anzuelo”, se subió de improviso a su camioneta y quiso huir de la escena. No lo logró.

Con el semblante desencajado admitió su derrota ante las autoridades del orden.

Se le ordenó desde un altavoz bajarse y un agente tuvo que conducir su camioneta a un edificio donde sería fichado por solicitar servicios de prostitución en vía pública, un delito menor.

El lugar a donde era transportado no puede ser revelado, por seguridad de los operativos contra la prostitución.

A ese hombre latino  lo esperaban detectives y agentes de la Estación Century del Sheriff, personal de la Patrulla de Caminos de California (CHP), investigadores de la Fiscalía del condado y policías del aeropuerto (LAXPD) para ficharlo/

Aquel hombre y otros 12 “John” firmaron su boleta de infracción: 10 eran latinos y 3 afroamericanos.

Tika Thornton fue víctima de trata, ahora ayuda a las personas y a las autoridades a combatir ese tipo de crimen.

Aunque algunos se negaban al principio, al final estamparon su firma en el documento. Estaban bajo arresto y las autoridades habían confiscado momentáneamente sus automóviles y podían llamar a sus esposas para que fueran a recogerlos.

Nadie quiso tomar ese riesgo.

33 niños rescatados en enero

“Desde agosto de 2020 reanudamos los operativos que habíamos pausado a causa de la pandemia”, dijo Jeff Walker, sargento del Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles.

Las autoridades buscan, además, poner tras las rejas a criminales que manipulan a niños explotados sexualmente con fines comerciales.

“Hemos rescatado a personas de 12 años a adultos”, dijo Walker. “Los niños explotados promedian de 14 a 17 años”.

Walker indicó a La Opinión que la mayoría de los niños que son explotados sexualmente han huido de sus casas, de hogares de crianza, tienen alguna discapacidad de desarrollo mental o provienen de familias quebrantadas por diversos factores, incluyendo violencia doméstica.

“Casi el 50% de las niñas que son víctimas son afroamericanas, le siguen las niñas latinas, blanca y asiáticas”, expresó el sargento. “Muchas de estas niñas han sido traídas del norte de California, del Valle Central o Las Vegas, así es como trabaja en tráfico humano”.

En el operativo encubierto del jueves no se reportó el rescate de ningún menor de edad.

Al final del operativo, algunos detenidos dijeron que estaban totalmente arrepentidos.

Sin embargo, a finales de enero de este año, -Mes de Concientización sobre la Trata de Personas- un total  33 niños que habían sido reportados como desaparecidos -incluyendo ocho que estaban siendo explotados sexualmente- fueron rescatados durante la Operación Ángeles Perdidos”.

El número de casos del FBI por delitos relacionados con la trata de personas, tanto sexuales como laborales, ha aumentado significativamente en los últimos años.

En noviembre de 2020, había más de 1,800 investigaciones pendientes de tráfico humano, incluidas las que involucran a menores explotados a través del tráfico sexual comercial.

En la actualidad, el FBI lidera 86 grupos de trabajo sobre explotación infantil y trata de personas en todo el país y participa en equipos de Coordinación contra la Trata de Personas (ATC) en 12 oficinas, incluida la de Los Ángeles.

Los equipos de ATC están destinados a agilizar la coordinación en la primera línea de las investigaciones y enjuiciamientos federales de trata de personas.

En el año fiscal 2020, el FBI inició 664 investigaciones de trata de personas en todo el país, lo que resultó en el arresto de 473 traficantes de personas.

De victima a defensora

Tika Thornton,  administradora de casos de tráfico humano en Journey Out, también estuvo presente durante el operativo encubierto.

Ella se encarga de casos de niños explotados sexualmente con fines comerciales (CSEC). Su organización ayuda a menores de edad rescatadas por las autoridades a reconstruir sus vidas.

“Yo misma fui secuestrada cuando tenía 11 años, en el vecindario donde vivía”, recordó Tika. “El “padrote” me mantuvo controlada hasta los 18 años, cuando desapareció de improviso”.

Aquel sujeto le ofreció un paseo en su automóvil. Ella subió al carro y después fue violada y golpeada.

“Parecía un hombre amable, no un depredador”, dijo. “Cuando me di cuenta de que fumaba marihuana y usaba drogas ya era demasiado tarde; de aquella golpiza que me propinó, duré casi dos semanas inconscientes”.

A pesar de que estuvo en cautiverio por seis años con aquel hombre, Tika nunca supo su nombre, ni quién era.

“Muchas de las niñas que son explotadas sexualmente con fines comerciales, generalmente han sido molestadas desde niñas en familias donde hay violencia doméstica”, dijo. “Los traumas y abusos físicos y sexuales que han sufrido las obliga a huir y se hunden; por eso nosotros tratamos de proporcionales recursos, apoyo y servicios”.

Asegura que a las niñas se les rescata, no se les arresta, aunque muchas veces ellas quieren regresar con el abusador que las induce a ejercer la prostitución porque piensan que él las ama y las va a proteger.

En este caso se trata del llamado chulo “Romeo” o “Loverboy” que deslumbra a niñas, adolescentes o mujeres y  estas se “enamoran” de ellos porque les dan regalos como joyas y ropa.

El otro tipo de traficante humano es el “gorila”, manifestó el sargento Jeff Walker.

“Este tipo de hombre abusador que golpea y amenaza de muerte a la víctima, o amenaza con matar a los familiares”, añadió.

Mientras caía la tarde y la noche, a un lado de la acera, el sargento Óscar López, un veterano de 26 años en el Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles y la oficial Cabadas, escuchaban las conversaciones entre la agente que servía como señuelo para atrapar a los hombres que solicitaban servicios de prostitución.

“Es triste”, dijo ella sobre los hombres latinos que eran detenidos en cuestión de segundos.

“Cuando ellos se comprometen a entrar al motel y acuerdan el precio del negocio, enseguida vamos por ellos”, dijo el sargento López.

Uno de ellos, era un hombre latino de 27 años, quien dijo a La Opinión que era casado y tenía dos hijos.

“Yo ya iba para mi casa; mi esposa me estaba esperando, y ahora me han dado esta multa, tendré que ir a ver a un juez, y de verdad que me arrepiento…nunca debí pararme en esa esquina…”. 

California el epicentro de la trata de personas

California tiene constantemente las tasas más altas de trata de personas en los Estados Unidos, con 1,507 casos reportados en 2019, según el reporte de World Population Review. 1,118 de estos casos fueron casos de tráfico sexual, 158 fueron tráfico laboral y 69 fueron tanto sexuales como laborales. Los casos restantes no se especificaron. La mayoría de los casos de tráfico sexual reportados en California fueron negocios ilícitos de masajes y spa y basados ​​en hoteles o moteles. De los casos notificados, 1,290 eran mujeres, 149 hombres y 10 minorías de género.

Le sigue Texas con 1,080 casos, Florida con 896 casos y Nueva York con 454 casos. Estos cuatro estados con las tasas más altas de trata de personas tienen las poblaciones más altas de los Estados Unidos.

Los 10 estados con las tasas más altas de trata de personas:

Nevada (7.50 por 100,000)

Misisipi (4.99 por 100,000)

Florida (4.08 por 100,000)

Georgia (3.85 por 100,000)

Ohio (3.84 por 100,000)

Delaware (3.84 por 100,000)

California (3.80 por 100,000)

Misuri (3.78 por 100,000)

Michigan (3.64 por 100,000)

Texas (3.63 por 100,000)