Alguacil disparó y mató a un afroamericano en Carolina del Norte cuando cumplía una orden judicial

La muerte de Andrew Brown Jr. en un tiroteo realizado por un agente del Sheriff en Elizabeth City ya causó protestas y reclamos de transarencia

Alguacil disparó y mató a un afroamericano en Carolina del Norte cuando cumplía una orden judicial
Ilustración de una investigación policial.
Foto: Tony Webster from Minneapolis, Minnesota, United States, CC BY-SA 2.0 / Wikimedia Commons

Un agente del Sheriff en Carolina del Norte disparó y mató a un hombre afroamericano mientras cumplía una orden de registro el miércoles, dijeron las autoridades, lo que provocó una protesta de los miembros de la comunidad que exigieron la rendición de cuentas de la policía y la publicación inmediata de las imágenes de las cámaras corporales.

Las autoridades en Elizabeth City no proporcionaron detalles del tiroteo, pero un testigo dijo que Andrew Brown Jr. intentaba alejarse, y que los agentes le dispararon varias veces, reportó CBS News.

Varios testigos dijeron a los medios que Andrew Brown Jr., se subió a su automóvil y comenzó a alejarse de la policía, según quienes dicen haber presenciado el tiroteo. Fue entonces cuando el alguacil disparó. Los vecinos dijeron que escucharon de seis a ocho disparos.

El auto patinó fuera del patio de Brown y finalmente chocó contra un árbol, dijo Demetria Williams, quien vive en la misma calle.

Williams dijo que después de escuchar un disparo, salió corriendo, y vio que se hicieron otros disparos contra el auto. “Cuando abrieron la puerta ya estaba muerto”, dijo Williams a The Associated Press. “Estaba desplomado”. Ella dijo que los oficiales intentaron realizarle compresiones en el pecho para reanimarlo.

Un automóvil que las autoridades retiraron del lugar parecía tener múltiples agujeros de bala y un parabrisas trasero roto.

El ayudante del alguacil del condado de Pasquotank fue puesto en licencia en espera de una revisión por parte de la Oficina de Investigaciones del Estado, dijo el Sheriff Tommy Wooten II en una conferencia de prensa.

Los registros judiciales muestran que Brown tenía un historial de acusaciones por drogas y una condena por posesión de drogas por un delito menor.

Su familia dijo a wavy.com que Brown no portaba un arma y que no haría daño a nadie y que tiene 10 hijos. Los registros públicos indican que Brown tenía 42 años.

El jueves, un portavoz de la oficina del alguacil se negó a hacer comentarios y dijo que el asunto estaba siendo investigado por la Oficina de Investigaciones del Estado de Carolina del Norte (SBI).

Los funcionarios de la agencia dijeron en un comunicado que los investigadores están trabajando rápida y exhaustivamente.

La muerte de Brown ocurre cuando en el país arrecian las protestas contra los tiroteos mortales contra víctimas desarmadas.

Los tiroteos mortales de hombres y mujeres negros desarmados por parte de agentes de policía en Estados Unidos han atraído cada vez más la atención mundial en los últimos años.

El asesinato de Michael Brown en 2014 en Ferguson, Missouri, desató una semana de protestas que catapultó al movimiento Black Lives Matter al centro de atención nacional.

Desde entonces, decenas de miles de personas en todo el país han salido a las calles para protestar contra la brutalidad policial contra los afroamericanos por parte de oficiales en su mayoría blancos.

Desde 2015, los agentes de policía han matado a tiros al menos a 135 hombres y mujeres negros desarmados en todo el país, según una investigación de NPR. NPR revisó los registros policiales, judiciales y de otro tipo para examinar los detalles de los casos. Al menos el 75% de los oficiales eran blancos.