Un joven de Miami podría librarse de la cárcel tras matar a una niña hispana

El autor cometió el crimen con 17 años, pero la madre de la víctima quiere que sea juzgado como un adulto

Un joven de Miami podría librarse de la cárcel tras matar a una niña hispana
Thalys Oliveira compareció ante el juez del condado de Miami-Dade.
Foto: Cortesía

Una madre del sur de la Florida asegura que no va a parar de luchar hasta que no vea al joven que disparó mortalmente a su hija entre rejas.

Su hija, Arya Gray, de 15 años, fue impactada por una bala en la cabeza el pasado 12 de mayo provocándole la muerte instantánea y sin que los médicos pudieran hacer nada por su vida.

El joven, que está siendo procesado judicialmente, cometió el acto con 17 años, siendo aún menor de edad. La madre, consciente de que la edad puede que le evite la prisión, está haciendo todo lo posible para que sea juzgado como un adulto.

Te puede interesar: Desaparece una mujer colombiana que hacía poco se había instalado en Miami

Thalys Oliveira, que ahora tiene 18 años, tiene que hacer frente a un cargo de homicidio con arma mortal tras ser acusado del disparo a Gray.

“Ella no merecía morir. Mi hija tenía todo a su favor, tenía mucha gente que la quería”, decía entre lágrimas María Elena Gray.

La fiscalía del sur de la Florida acusó a Oliveira el 3 de junio, pero la pandemia por el coronavirus retrasó el juicio. Pero desde el jueves, el joven permanece en arresto domiciliario junto a sus padres y es posible que no vaya a la cárcel porque el homicidio con un arma mortal es un delito sujeto al pago de una fianza.

Te puede interesar: Así es la espectacular mansión que perteneció a LeBron James y que fue malvendida en Miami

Gray no está conforme con eso y reiteró que Oliveira tiene que estar entre rejas. “Siento que el sistema judicial no está de mi lado”, lamentó.

La madre, que está en tratamiento psicológico por las secuelas que le dejó el asesinato de su hija, relató que tiene pesadillas por las noches y no puede sacarse a su hija de la cabeza.

“Sé que no me van a traer a mi hija de regreso, pero al menos ella puede mirar hacia abajo y decir: ‘’¡Lo hiciste, mamá!’. Él se merece estar en la cárcel”, subrayó.