Biden detalló en el Congreso cómo incrementará los impuestos a los más ricos

La propuesta aumentaría la tasa impositiva sobre las ganancias de capital para las personas que ganan más de $1 millón al 39,6%, poniéndola en línea con la tasa impositiva máxima propuesta para las personas físicas. Tanto los republicanos, como la clase empresarial han repudiado la propuesta del presidente argumentando que si hay un alza, el país perderá competitividad y no se podrían crear los suficientes empleos que se requieren

Biden detalló en el Congreso cómo incrementará los impuestos a los más ricos
La Casa Blanca ha sostenido que los impuestos no aumentarán para las personas que ganan menos de $400,000.
Foto: Drew Angerer / Getty Images
Regreso a Clases

El presidente Biden celebra sus primeros 100 días en el cargo, y ya ha esbozado una serie de propuestas para aumentar los impuestos a los ricos y a las corporaciones para financiar sus programas de gastos.

Esta semana, Biden dio a conocer su American Families Plan de $1,8 billones, que se enfoca en la educación y el cuidado infantil. Anteriormente anunció el American Jobs Plan, una inversión de $2 billones que incluye una renovación de la infraestructura de la nación.

Ambos planes de gastos se basan en aumentos de impuestos para las empresas y los ricos para obtener el financiamiento necesario.

El American Jobs Plan incluye un aumento en la tasa de impuestos corporativos del 21% al 28%, estableciendo un impuesto mínimo global del 21% y eliminando varias lagunas percibidas en el código tributario corporativo.

La segunda propuesta contiene una serie de aumentos para las personas y los hogares, en particular elevando la tasa máxima del impuesto sobre la renta de las personas físicas al 39,6% desde el 37%.

La propuesta aumentaría la tasa impositiva sobre las ganancias de capital para las personas que ganan más de $1 millón al 39,6%, poniéndola en línea con la tasa impositiva máxima propuesta para las personas físicas.

Actualmente, las ganancias de capital a corto plazo se gravan a las mismas tasas que los ingresos, pero las ganancias a largo plazo se gravan a tasas más bajas.

Además, Biden quiere eliminar la disposición de base intensificada, que permite a una persona que hereda activos o propiedades venderla de inmediato y no pagar impuestos.

Esto se debe a que la base del costo se ha “aumentado” desde el precio que el propietario fallecido pagó originalmente por él hasta su valor justo de mercado en la fecha en que fue heredado.

La Casa Blanca ha sostenido que los impuestos no aumentarán para las personas que ganan menos de $400,000. Biden ha estado trabajando con los legisladores en el American Jobs Plan desde que se presentó en marzo.

No está claro si los demócratas planean un enfoque bipartidista de la legislación o si pueden intentar moverlo a través del proceso de reconciliación por la vía rápida. Lo cierto es que el tema ha polarizado las cosas en el Congreso.

Tanto los republicanos, como la clase empresarial han repudiado la propuesta del presidente argumentando que si hay un alza, el país perderá competitividad y no se podrían crear los suficientes empleos que se requieren.

También te puede interesar: Biden proyecta destinar $5,000 millones para ayudar a personas sin hogar