Sin víctimas mortales de covid-19 en dos días seguidos en Los Ángeles

Hay posibilidades de que las restricciones se aligeren el miércoles; los jóvenes latinos de 18 años son parte del grupo que menos se ha vacunado

Sin víctimas mortales de covid-19 en dos días seguidos en Los Ángeles
Los jóvenes latinos son el grupo más difícil de vacunar.
Foto: Cortesíá / Cortesía

Autoridades del departamento de salud pública del condado de Los Ángeles anunciaron que por primera vez en 410 días el condado no reportó ninguna muerte a causa del COVID-19 el domingo ni el lunes.

Durante su conferencia de actualización la directora del departamento de salud pública, Bárbara Ferrer, dijo que el lunes era el segundo día que informaban que no había muertes. No obstante dijo que pudiera haber un retraso de los que usualmente ocurren los fines de semana.

El número total de muertes hasta la fecha es de 23,914 en todo el condado de Los Ángeles.

“Extendemos nuestro amor a todos los que han perdido a un ser querido durante esta tragedia y tenemos la esperanza de que las muertes sigan siendo muy bajas en las próximas semanas”, dijo la directora.

El lunes se reportaron 255 nuevos casos de infecciones y 390 personas hospitalizadas por COVID-19.

“Esta es la primera vez en mucho tiempo que las muertes han caído por debajo de 400”, indicó Ferrer.

De continuar con esta disminución pronto el condado de Los Ángeles pudiera levantar más restricciones. Si el condado califica para el nivel amarillo, el miércoles se publicará una nueva orden de salud con restricciones más relajadas que pudieran entrar en vigencia tan pronto como el jueves.

Reducción de interesados en las vacunas

Pese a que los números de infecciones y fallecimientos son “esperanzadores”, las cifras de vacunación han demostrado que hubo una considerable disminución la semana pasada.

Ferrer dijo que del 24 al 30 de abril, se administraron un poco más de 467,000 dosis de vacuna y la semana previa del 17 al 23 de abril se administraron más de 611,000 dosis.

“Y esto no se debe a que no tuviéramos suministro”, indicó. “Los números de esta semana representan una disminución del 24% con una amplia oferta”.

Ferrer dijo que ahora los esfuerzos deben estar enfocados en lograr que todos los mayores de 16 años obtengan su vacuna.

La directora dijo que hasta el momento tienen 739 sitios que ofrecen vacunas incluyendo farmacias, clínicas, sitios comunitarios y hospitales. Un gran número de estos sitios están en los códigos postales de bajos recursos y los cuales han sido afectados severamente por la pandemia.

“Queremos que sea lo más fácil posible obtener una vacuna si vive en estas comunidades”, dijo la directora.

Latinos con el menor número de vacunas

La directora de salud dijo que el último recuento de la semana pasada mostró que alrededor del 25% de los jóvenes de 16 y 17 años en todo el condado de Los Ángeles ya se vacunaron. No obstante los hombres latinos de 18 años y mayores mostraron la tasa de vacunación más baja de todo el condado.

Para llevar el conocimiento a más latinos de esta categoría Ferrer dijo que están trabajando con influencers y socios comunitarios para comprender mejor qué explica esta falta de vacunación, cuáles son las barreras y las preocupaciones.

“Creo que parte de esto es, si [los hombres jóvenes] tienen tasas bajas entre los hombres a quienes admiran, a quienes escuchan, y esos hombres no se vacunan, los [hombres jóvenes] seguirán pensando que esta vacuna no es algo tan importante”, dijo Ferrer instando a que todos motiven a los hombres de la familia; padres, tíos, hermanos y primos a que se vacunen.

Ferrer agregó que otros obstáculos para la vacuna podría ser el transporte, los residentes confinados al hogar, personas que tienen tiempo limitado y los que tienen varios trabajos.

“Hay otras personas que realmente desean que haya más información en el idioma que están hablando”, dijo la directora asegurando que están haciendo lo posible por tener traductores en todas las localidades.

“Seguiremos trabajando duro para asegurarnos de que estemos conectando a las personas que tienen transporte limitado, particularmente en las áreas más rurales, para que puedan llegar a uno de nuestros sitios”, aseveró.

La directora enfatizó que lo más importante por el momento es continuar vacunando a más y más personas.

“Porque sabemos que cuando hay grandes grupos de personas que se vacunan, hay menos brotes, menos casos, y eso realmente se traducirá en menos personas hospitalizadas y menos personas muriendo”, dijo Ferrer. “También sabemos que estas vacunas son bastante poderosas para reducir las hospitalizaciones y las muertes”.

Indicó que el concepto de inmunidad colectiva es realmente importante porque permite a las personas sentirse muy seguras al tener las herramientas y en este caso la vacuna es la herramienta para detener grandes brotes.

“Las personas que se vacunan reciben mucha protección contra la hospitalización y la muerte. Y eso realmente también ayuda a proteger nuestro sistema de atención médica”, indicó Ferrer.