Latina lanza su línea de ropa en plena pandemia

Cuenta que un taller de finanzas fue el ‘empujoncito’ para emprender; en julio empiezan las próximas clases

Latina lanza su línea de ropa en plena pandemia
Yeni de Los Ángeles Acosta junto a sus tres hijos. (Suministrada)
Foto: Cortesía

Yenni de Los Ángeles Acosta aún recuerda el momento de desesperación que ella y su esposo, Omar Acosta, vivieron cuando ambos perdieron sus empleos al inicio de la pandemia por el COVID-19.

Sin muchas opciones para obtener otro trabajo y al ver la alta necesidad de sus vecinos de Laguna Hills, en el condado de Orange, de obtener artículos comestibles, la pareja optó por colocar anuncios en Facebook para ofrecerse a hacer mandados y llevarlos a las casas.

“No les cobrábamos, solo lo que ellos nos quisieran dar de propinas”, dijo Acosta. “Hacíamos filas de dos o tres horas en Costco, nos íbamos con máscaras para protegernos. Comprábamos papel higienico, desinfectante de manos y preguntábamos quién quería”.

Acosta comenzó a recibir llamadas de manera constante. Su clientela principal constaba de personas de la tercera edad y aquellos con condiciones preexistentes.

Pero debido a que a la gente se le complicaba el apellido de Acosta y la forma de deletrear su primer nombre, ella lo facilitó diciéndoles que la llamaran solamente “Ángel”.

Y después salió la frase de “Just call Angel” (solo llamen a Ángel) para cualquier pedido que necesitaran.

Acosta y su esposo estuvieron así por algunos meses mientras ambos buscaban más opciones para pagar sus gastos, la renta del hogar y la manutención de sus tres hijos.

Al paso del tiempo la colombiana de 37 años, comenzó a planear otra forma de obtener ingresos, sobre todo a principios de año cuando los pedidos para mandados bajaron de manera significativa después que los lugares comenzaban a reabrir.

Hora de reinventarse

Mientras Acosta buscaba opciones, se encontró con un taller de finanzas ofrecido por la organización United Way, una red encargada de mejorar la calidad de vida de las personas creando caminos para salir de la pobreza.

Inmediatamente se inscribió al programa que ofrecía un taller de finanzas de 12 semanas de duración.

Acosta, quien tiene problemas de espalda, dijo que tenía que asegurarse de crear un plan de empleo que le ofreciera ingresos sin afectar más su salud. Para hacer esto, necesitaba saber administrar su dinero apropiadamente.

Fue así que llegó con la idea de comenzar su propia línea de ropa llamada “Just call Ángel”.

“Me di cuenta que aquí a la gente le gusta vestir casual pero funcional”, dijo la colombiana quien llegó a Estados Unidos con su familia hace tres años. “Contacté a una diseñadora y comencé mi primera colección que está inspirada en [el estado de] California”.

Contó que en el taller de finanzas le enseñaron todo, desde la parte educativa de las finanzas hasta cómo obtener sus permisos, nombre legal del negocio y el papeleo que debía hacer con el Departamento de Rentas Internas (IRS).

“Ahorita solo estamos esperando que llegue la primera línea de ropa”, dijo Acosta.

Ella indicó que hay muchas personas que quieren comenzar un negocio pero no saben cómo y temen
preguntar.

“Pero no es difícil, aquí ya sea con Sseguro Social o con número de ITIN se pueden obtener los permisos”, explicó.

Yeni haciendo compras durante la pandemia. (Suministrada)

Taller de finanzas

Leslie Prado, supervisora del programa de finanzas de United Way, dijo que este programa está diseñado para los residentes del sur del condado de Orange que han sido afectados por la pandemia del COVID-19.

“Si su vivienda no es estable o no están financieramente estables, el programa básicamente los conecta con servicios o recursos que de otra manera no los habrían obtenido”, dijo Prado.

La supervisora dijo que se convierten como un entrenador financiero para los participantes dependiendo en cual es el objetivo de cada uno.

“Les enseñamos acerca de su presupuesto, cómo aumentar los ahorros, cancelar deudas, y entendemos que 12 semanas es poco tiempo, pero es sorprendente todo lo que se puede hacer”, indicó Prado.

Aquellas personas que quieren continuar su enriquecimiento son dirigidos para que obtengan asistencia en otro entrenamiento de 12 a 18 meses.

“Somos básicamente un trampolín para ayudarlos a comenzar con sus objetivos financieros, cualquiera que estos sean”, indicó.

La supervisora dijo que cuando hablan con los participantes de establecer un presupuesto, no solo les informan cómo aumentar sus ahorros o reducir su deuda, sino también comienzan a reservar algo de dinero para lo que deseen. Ya sea abrir un negocio, un restaurante, o comenzar una línea de ropa como lo hizo Acosta.

“Es fantástico lo que [Acosta] ha podido hacer en tan poco tiempo”, dijo Prado.

“Los clientes en general son familias trabajadoras que quieren salir adelante, quieren estar bien, quieren tener ahorros y lo más importante, se preocupan por el éxito de la educación de los niños, y entienden que es muy difícil hacerlo si están inestables”.

Actualmente el programa solo está disponible para los residentes del sur del condado de Orange como Laguna Niguel, Laguna Beach, Dana Point, Laguna Hills y San Juan Capistrano. La meta es servir a 100 familias al año divididas en cuatro grupos.

“Estamos en el medio del grupo número dos y actualmente tenemos 29 participantes inscritos”, dijo Prado.

El grupo número tres comienza en julio y aún hay espacios disponibles hasta llegar a un máximo de 30 personas.

Una vez que se llega al límite las personas restantes se ponen en una lista de espera para la agrupación
número cuatro.

Para más información o para inscribirse puedes llamar al 1(949) 263-6131 o enviar un email a
u4fs@unitedwayoc.org