Huevos y otros 5 alimentos que son menos nutritivos al recalentarse

La cocción de algunos alimentos puede facilitar la absorción de una mayor cantidad de sus nutrientes, pero recalentarlos puede hacerlos menos nutritivos, y en ocasiones, menos saludables

Brócoli con queso

El brócoli es buena fuente de vitamina C, la cual es sensible al calor. Crédito: Alesia Kozik | Pexels

Cocinar los alimentos puede afectar el contenido y absorción de los nutrientes. Si bien la cocción puede ayudar a que el cuerpo absorba mejor ciertos nutrientes, también es cierto que pueden perderse aquellos que son sensibles al calor y la mayor parte de los antioxidantes.

El método de cocción que mejor retiene los nutrientes es uno que cocina rápidamente, calienta los alimentos por el menor tiempo posible y usa la menor cantidad de líquido posible según publica un artículo de Harvard Health Publishing.

Recalentar los alimentos debilita aún más la presencia de los nutrientes. Aunque sería ideal comer alimentos recién cocinados, no siempre es posible. Calentar las sobras es conveniente para ahorrar tiempo y evitar el desperdicio de alimentos. Pero quizá quieras tomar en cuenta cuáles son algunos de los alimentos que ya no serán tan nutritivos como la primera vez.

1. Brócoli

Brócoli
Foto: Pixabay/Pexels

El brócoli es uno de los vegetales con mayor contenido de vitamina C. Una taza de brócoli cocido  tiene 102 mg de vitamina C, el 114% de la ingesta diaria recomendada. La vitamina C es sensible al calor. Al recalentar el brócoli no solo puede disminuirse la cantidad de vitamina C, sino también de folato, un nutriente importante para el cuerpo y cuya deficiencia puede provocar anemia.

El calor también afecta la cantidad de sulforafano en el brócoli, un supuesto anticancerígeno.

2. Huevos

huevos
Foto: Trang Doan/ Pexels

Los huevos son uno de los alimentos a los que viene bien la cocción no solo para evitar infecciones por bacterias dañinas como la Salmonella, sino porque una mayor cantidad de proteínas pueden ser absorbidas por el cuerpo.

De acuerdo a Healthline no hay evidencia que sugiera que recalentar platos de huevo cocidos afecte su contenido nutricional. Aunque puede verdse reducida su actividad de antioxidantes como la luteína y zeaxantina. Además, calentar los huevos por segunda vez podría secarlos o dejarlos gomosos.

3. Pescado

Pescado
Foto;RitaE /Pixabay

El atún y el salmón son de las mejores opciones de pescado para comer, son altamente nutritivos y seguros. Proporcionan omega-3 marinos, proteínas de alta calidad, así como vitaminas y minerales.

Una de las vitaminas que aportan el atún y el salmón es la vitamina B6, cuya deficiencia puede provocar anemia e incluso depresión. En tres onzas de atún aleta amarilla cocido y en tres onzas de salmón hay el 53% y el 35% de la ingesta diaria recomendada de vitamina B6. Esta vitamina también es muy sensible al calor, por lo que recalentar el pescado disminuye su contenido.

4. Aceite

aceite vegetal
Foto: Ivabalk/Pixabay

El aceite vegetal como el aceite de oliva, puede reutilizarse. Sin embargo, un aceite que se ha elevado a altas temperaturas repetidamente, puede liberar toxinas dañinas, volverse rancio y poco saludable y favoreciendo la inflamación.

Medical News Today publica que “El recalentamiento repetido del aceite de cocina cambia su composición y libera acroleína, que es una sustancia química tóxica y potencialmente cancerígena”.

5. Papas

Patatas
Foto: Georgiana Mirela/Pixabay

Recalentar las papas no solo puede disminuir algunos de sus nutrientes como la vitamina C. La práctica podría ser peligrosa aumentando el riesgo de intoxicación alimentaria si después de cocinarse la primera vez se dejaron enfriar a temperatura ambiente por mucho tiempo o se guardaron de manera inadecuada envueltas en papel aluminio; podrías enfermar de botulismo.

6. Vegetales ricos en nitratos

espinacas
Foto: Jason Goh en Pixabay

Las remolachas y los vegetales de hoja verde como las espinacas son ricos en nitratos que el cuerpo puede convertir en óxido nítrico. Por ello los nitratos pueden mejorar el flujo sanguíneo. Sin embargo, al cocinarse a altas temperaturas, los nitratos pueden volverse poco saludables si forman nitrosaminas, compuestos cancerígenos. Idealmente no se cocinan las verduras a fuego muy alto o se recalientan demasiado.

Te puede interesar:

En esta nota

cocina

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain