Adiós al sueño: Guatemala empata con Curazao y se despide de Qatar 2022

La paridad en el marcador no le alcanzó para pasar de la primera ronda y por esta edición se apagó la ilusión de ir al primer mundial en su historia

La selección de Guatemala salió con una estrategia de ataque, pero el gol nunca llegó.
La selección de Guatemala salió con una estrategia de ataque, pero el gol nunca llegó.
Foto: Getty Images

La Selección de Guatemala se enfrentó contra Curazao como parte de la última jornada del Grupo C en la primera ronda de las eliminatorias de Concacaf para el Mundial de Qatar 2022.

El partido flojo desde todo punto de vista y con pocas oportunidades de gol terminó con un resultado de 0-0, que benefició a la oncena caribeña.

En el encuentro se definía un boleto a la próxima fase, en la que se enfrentan en una serie de ida y vuelta con el ganador del Grupo D, que puede ser Panamá o República Dominicana.

Los dirigidos por Amarini Villatoro salieron al campo con el propósito de ganar o morir, pero el resultado no les favoreció.

El equipo se paró con una alineación que buscaba atacar. En el arco el portero Hagen. Una línea de tres en la defensa integrada por Hernández, García y Pinto.

En el medio campo estaba Robles, Sarabia, Barrientos y Peleg. Mientras que el ataque lo conformaba Santis, Lom y Martínez. En definitiva una formación de 3-4-3 en ataque.

Una de los pocas llegadas al área de Curazao se registró al minuto 19 de partido, cuando Oscar Alexander Santis lanzó un riflazo al área. Sin embargo el grito de gol fue ahogado por la buena actuación del portero caribeño.

Con este resultado Guatemala se queda por fuera de la cita mundialista del próximo año, mientras que a Curazao le empate le sirvió para pasar y ahora aguarda por el ganador del Grupo D.

El técnico de Curazao Patrick Kluivert salió al enfrentamiento con un equipo sólido en defensa, pero sin escatimar posibilidades de ataque, pues sabían que con la paridad en el marcador triunfarían.

Sin duda representa una pena para los guatemaltecos perder en la primera ronda de las eliminatorias, y más cuando habían sueños de clasificar, teniendo en cuenta que los blancos nunca han participado en un Mundial de fútbol.