Activistas y políticos apelarán el fallo sobre las armas de alto calibre

Los californianos enfurecieron con la decisión del juez de anular la prohibición de rifles como el AR-15

Activistas y políticos apelarán el fallo sobre las armas de alto calibre
Armas confiscadas en Los Ángeles.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Han pasado más de 20 años desde que Loren Lieb vivió la peor experiencia de su vida al enterarse que el campamento donde estaban sus dos hijos había sido atacado.

Un supremacista blanco disparó en el Centro Comunitario Judío de Granada Hills, en el Valle de San Fernando. Cuando Lieb llegó al lugar se enteró que su hijo de 6 años Josh Stepakoff había sido baleado dos veces. Su hijo mayor Seth Stepakoff, de 8 años, estaba a salvo.

“Nos enteramos que el tirador tenía muchas armas de alta capacidad y toneladas de municiones y cartuchos”, recordó Lieb.

Ahora puede contar su relato más aliviada ya que su hijo se recuperó físicamente pero le tomó años superar el estrés  postraumático del terrorífico evento.

Desde entonces Lieb decidió convertirse en una activista  con la organización Women Against Gun Violence para abogar por el control de armas en California.  Para ella fue una manera de enfrentar la ansiedad, enojo e incredulidad que tenía inicialmente.

Lieb dijo que fue muy frustrante escuchar la reciente decisión de un juez federal que anuló la prohibición de armas de alto calibre en California. Peor aún, fue saber que emitió su orden en el Día Nacional de Concientización sobre la Violencia.

“Es realmente perturbador”, dijo Lieb en entrevista con La Opinión. “Estamos retrocediendo en lugar de avanzar al levantar esta importante ley que hemos tenido en California por 30 años”.

Alan Stepakoff cons u hijo Josh Stepakoff en la marcha Million Mom en Washington DC en mayo del 2000.

El juez federal de distrito Roger Benítez de San Diego, emitió su fallo el viernes asegurando que la prohibición de armas de asalto viola el derecho de la Segunda Enmienda de la Constitución a portar armas y priva a los californianos de poseer armas de asalto que son permitidas en otros estados.

Lieb dijo que el juez está muy alejado de la realidad ya que hay muchos modelos de armas de fuego para elegir y que no son tan peligrosas como las armas de asalto.

Indicó que era justo eliminar el uso de armas particularmente peligrosas—como la AR-15—que se ha utilizado con frecuencia en tiroteos masivos, donde el número de víctimas es alto.

 Apoyando una apelación

Tras el anuncio de la orden por el juez Benítez, el fiscal general de California, Rob Bonta, dijo que apelarán, indicando que la decisión es fundamentalmente defectuosa. Añadió que es ilógico comparar los rifles de asalto con las navajas suizas.

“Necesitamos tomar medidas para acabar con la violencia armada ahora. Lucharemos contra este fallo y continuaremos abogando y defendiendo leyes de sentido común sobre armas que salvarán vidas”, indicó Bonta.

La decisión del juez Benítez se dio el 4 de junio que se celebraba el Día de Concientización sobre la Violencia Armada, y a pocos días del tiroteo en San José, donde el sospechoso mató a nueve personas antes de suicidarse.

Margot Bennett, directora ejecutiva de Women Against Gun Violence, dijo que no es la primera vez que Benítez pone en peligro la seguridad del estado.

“Ha anulado la ley de California que exige verificaciones de antecedentes sobre la compra de municiones. En 2019 [también] anuló la prohibición de California sobre los cartuchos de alta capacidad”, dijo Bennett en un comunicado. “California apeló ambos fallos y apelará este fallo actual sobre la prohibición de armas de asalto”.

Por el momento la ley actual permanece vigente.

Josh Stepakoff, testifica en una reunión del ayuntamiento de Los Ángeles sobre una ordenanza relacionada con armas de fuego. (Suministrada)

El asambleísta de Los Ángeles, Miguel Santiago, dijo que es intolerante ver que  el juez haya comparado un arma de guerra con una navaja suiza.

“¿Qué va a decir este juez después, que una bicicleta es lo mismo que un camión de carga?” cuestionó el asambleísta Santiago, quien es miembro del comité de seguridad pública.  “El juez ahora ha legalizado los mismos AR-15 que se utilizaron en los tiroteos en las escuelas de Sandy Hook y Parkland”.

Santiago expresó que él también apoya fervientemente la apelación de este fallo.

“Espero que se anule para que podamos proteger a nuestros hijos y seres queridos”, indicó el asambleísta.

Janet Carter, directora de asuntos y apelaciones de Everytown Law, el brazo de litigio del fondo de apoyo Everytown for Gun Safety Support Fund, dijo que la decisión está muy por fuera de la corriente judicial principal. También contrasta con las opiniones de los tribunales de apelaciones de todo el país, así como con otro tribunal federal que examinó esta misma ley en California en el pasado.

“Cada vez que los tribunales consideran un caso con el potencial para afectar las leyes de seguridad pública, hay mucho en juego, pero esta opinión es solo el primer capítulo de un proceso judicial que se desarrollará durante los próximos meses o más”, dijo Carter.

Loren Lieb y su esposo Alan Stepakoff vistiendo playeras de color naranja en el Día Nacional de Concientización sobre la Violencia Armada, que fue el 4 de junio de 2021. (Suministrada)

Lieb había estado confiada debido a que California cuenta con algunas de las leyes de armas más estrictas del país. Esto ha causado que la tasa de muertes por armas de fuego en California sea mucho más baja en comparación con otros estados.

Lieb dijo que le tomó un poco de tiempo salir del shock para entender la grave situación por la que habían pasado sus hijos; dos niños en un campamento que de repente fue atacado por un desconocido.

“Mi esposo y yo ya no podíamos decirles que estaban a salvo… No podíamos darles esa garantía vacía de que siempre seríamos capaces de protegerlos porque ya les había pasado algo”, dijo Lieb.  “No podía simplemente sentarme sin hacer algo”.

Actualmente Lieb y su hijo Josh forman parte de la mesa directiva de la organización Women Against Gun Violence.