Buscan a “persona de interés” por abandono de recién nacido en bote basura de baño público de Lynwood

Las autoridades quieren entrevistar a la citada persona sobre el hallazgo de bebés en el baño de mujeres de un parque de la ciudad angelina. El menor tenía 1 o 2 días de vida

Buscan a “persona de interés” por abandono de recién nacido en bote basura de baño público de Lynwood
Aún no han identificado al bebé ni a sus padres.
Foto: LASD

El Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles (LASD, por sus siglas en inglés) publicó este miércoles un boceto de una persona a la que quieren entrevistar por el abandono de un bebé recién nacido la semana pasada en Lynwood.

Un transeúnte rescató al bebé de un cubo de basura en el baño público de mujeres en Yvonne Burke-John D. Ham Park en la citada ciudad del condado angelino alrededor de las ocho de la mañana del viernes, según un comunicado de prensa de la oficina del sheriff. El bebé fue trasladado a un hospital de la zona y, según la última información que se hizo pública, se encuentra en condición estable.

Se cree que el recién nacido tenía uno o dos días de vida cuando lo encontraron abandonado, aunque el comunicado del sheriff también explica que podría haber nacido el mismo viernes más temprano.

Las autoridades aún no han podio identificar al niño ni a sus padres. Ahora están pidiendo ayuda ciudadana para localizar a una persona que han identificado “de interés” y a la que quieren interrogar. Para ello, LASD publicó un boletín especial con tres fotos granuladas y el boceto de la cara de la “persona de interés”.

Cualquier persona que reconozca a la persona o tenga información sobre el caso puede llamar a la línea de información de la Oficina de Víctimas Especiales del departamento en el número de teléfono 877-710-5273 o enviar un correo electrónico a specialvictimsbureau@lasd.org. Si el informante quiere permanecer en el anonimato, puede dejar la información a través de Crime Soppers en el teléfono 800-222-8477 o en el sitio web.

La oficina del Sheriff recuerda a las familias que se encuentran en situaciones difíciles que les impiden cuidar de su recién nacidos que los pueden entregar -de manera legar y segura y sin dar explicaciones- en cualquier hospital o estación de bomberos del condado de Los Ángeles, gracias a la ley estatal de entrega de bebés.