Royal Caribbean atrasa salida de uno de sus cruceros hasta que todos los pasajeros vacunados hayan creado anticuerpos

Luego de un contagio de 8 tripulantes del crucero Odyssey of the Seas, la compañía decide aplazar por un mes, el primer viaje del barco vacacional con más de un año paralizado por la pandemia

Royal Caribbean atrasa salida de uno de sus cruceros hasta que todos los pasajeros vacunados hayan creado anticuerpos
Royal Caribbean aplaza sus viajes hasta finales de julio.
Foto: Eduardo Sánchez / EFE
Regreso a Clases

El crucero Odyssey of the Seas, de Royal Caribbean International, que zarpaba el próximo 3 de julio desde Fort Lauderdale, en Florida, acaba de anunciar que aplazará esa salida hasta el 31 de julio, es decir casi un mes, luego que ocho de sus tripulantes dieran positivo para COVID-19. Una decisión que fue tomada, según uno de los directivos de la empresa, como una muestra de “exceso de cautela” por la salud y el bienestar de los tripulantes y huéspedes.

Michael Bayley, director general de Royal Caribbean International, aseguró que aunque los 1,400 tripulantes del Odyssey of the Seas están vacunados, aún no pasan los 15 días para que sus cuerpos creen los anticuerpos contra el virus.

De los ocho tripulantes contagiados, seis son asintomáticos y dos presentan síntomas pero ligeramente. De todas maneras toda la tribulación Está en cuarentena por 14 días y se estarán haciendo pruebas de rutina.

La pronta salida de este crucero había creado altas expectativas por significar la reactivación de las operaciones de las líneas de cruceros después de más de un año sin salir de puerto desde Estados Unidos.

Otros de los barcos vacacionales que tiene previsto partir pronto es el Celebrity Edge, previsto para el 26 de junio, es decir en menos de 10 días; y además había una salida de simulación para los próximos días que aún no se sabe si partirá.

Por otra parte, los cruceros que comenzarían a zarpan desde la ciudad de Miami han entrado en conflicto con el gobernador del Estado, al éste impedirles la exigencia de la prueba de vacunación a los viajeros para embarcar. Para ello el gobernador, Ron DeSantis, firmó una ley que impide a las empresas pedir a sus clientes pruebas de vacunación, por respeto a los derechos de “libertad individual”.

Esa medida entrará en vigor este 1 de julio, momento en que los cruceros inician sus grandes operaciones después de un año tras la paralización absoluta por la pandemia. Aunque los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) autorizaron ya desde hace un mes que los cruceros recomenzaran sus actividades.

Son varias las embarcaciones que han amenazado con cambiar su punto de partida, a fin de hacerlo desde un puerto donde puedan exigir a todos los viajeros la vacuna para abordar entrar al barco vacacional.

Para Jim Walker, un abogado marítimo con un blog llamado Cruise Law News, considera que hay un poco de inconsciencia en el inicio de los cruceros, mientras que resalta que “la impresión que tiene el público es que las líneas de cruceros no están tomando las medidas adecuadas para enviar el mensaje de que los barcos son seguros”.

**