Video: Acusado de la muerte de su esposa e hija que se representa a sí mismo interrogó a su hijo en el juicio

Ronnie Oneal, de Tampa, Florida, le preguntó al niño que ahora tiene 11 años si lo había visto golpear a su madre o dispararle. El menor respondió que no a las interrogantes

Video: Acusado de la muerte de su esposa e hija que se representa a sí mismo interrogó a su hijo en el juicio
Foto: Joe Raedle / Getty Images

Durante unos 20 minutos en un tribunal de Tampa el miércoles, un jurado escuchó a un niño de 11 años describir lo que sobrevivió hace tres años: escuchar a su madre cuando recibió el disparo de una escopeta, ver a su hermana apuñalada en la cabeza con un hacha, y luego sentirse empapado en gasolina y que le prendieran fuego, según The Washington Post.

Su padre, Ronnie Oneal III, está acusado de cometer estos delitos y de causar la muerte de su esposa e hija y se representa a sí mismo.

Después del desgarrador testimonio del niño de 11 años a los fiscales, el propio Oneal se levantó para interrogarlo directamente al respecto. En el siguiente video del juicio se puede ver este momento.

“¿Te lastimé la noche de este incidente?” Oneal le preguntó al niño, Ronnie Oneal IV.

“Sí”, respondió el niño. “Me apuñalaste”.

Fue un momento inusual en un juicio inusual.

CNNE publicó un video de ese momento traducido al español que puede verse aquí.

La jueza de circuito de Hillsborough, Michelle Sisco, permitió que Oneal se representara a sí mismo en su juicio por asesinato esta semana, determinando que estaba mentalmente en forma, lo suficientemente educado y comprendía las consecuencias de tal decisión, informó Tampa Bay Times.

Oneal está siendo juzgado por presuntamente matar a su novia, Kenyatta Barron, de 33 años, y a su hija de 9, Ron’Niveya Oneal, además de herir gravemente a su hijo al prenderle fuego y apuñalarlo. Si Oneal es declarado culpable, los fiscales buscarán una sentencia de muerte, informó el Times.

El espectáculo de Oneal representándose a sí mismo en un caso de tan alto riesgo, y luego verlo tener la oportunidad de interrogar directamente a su hijo sobre el ataque, fue extremadamente inusual, señalaron los observadores legales.

“Si estás mirando este juicio y haces la pregunta: ¿Cuántas veces un padre interroga a su propio hijo y cuestiona su verdad y veracidad? Si tuviera que tomar un millón de casos en el sistema de jurisprudencia de los Estados Unidos, sería menos del 0000001 por ciento”, dijo Kevin Hayslett, un abogado defensor penal, a 10 Tampa Bay.

“¿Y las posibilidades de que suceda en un caso de doble homicidio en primer grado? Casi nunca”, agregó Hayslett.

Históricamente, a los acusados de asesinato que se han representado a sí mismos en el juicio no les ha ido bien.

Colin Ferguson fue juzgado por abrir fuego en un vagón de tren lleno de viajeros que salían de la ciudad de Nueva York en 1993, matando a seis e hiriendo a 19. Como Oneal, interrogó a sus víctimas en la corte; fue declarado culpable y condenado a seis cadenas perpetuas consecutivas. Ted Bundy, un exestudiante de derecho que finalmente confesó 30 homicidios, se representó a sí mismo en un juicio en Miami en 1979, donde fue condenado por los asesinatos de dos miembros de la hermandad de mujeres de la Universidad Estatal de Florida.

Oneal se encuentra en una situación similar en un caso trágico y espantoso.

Los fiscales alegan que el 18 de marzo de 2018, le disparó a su novia en su casa en Riverview, una comunidad al sur de Tampa, la sacó de la casa y luego la golpeó hasta matarla en la propiedad de su vecino de al lado, según el Times. Regresó a la casa y mató a su hija de 9 años, que era autista y tenía dificultad para caminar, con un hacha, alegan los fiscales. Luego, Oneal supuestamente apuñaló a su hijo, lo roció a él y a la casa con gasolina y les prendió fuego.

Se espera que los miembros del jurado en el caso de doble asesinato contra Ronnie Oneal III escuchen los argumentos finales el lunes después de que Oneal descansara su defensa el viernes, llamando a tres testigos.

Oneal, de 32 años, quien se representa a sí mismo en un caso que está ganando atención internacional, cuestionó a los tres durante aproximadamente media hora el viernes. Su defensa estuvo plagada de objeciones de los fiscales.

Gran parte de su caso parecía estar orientado a mostrar inconsistencias en su registro de llamadas de T-Mobile el 18 de marzo de 2018, la noche en que su novia, Kenyatta Barron, de 33 años, y su hija de 9 años, Ron’Niveya Oneal, fueron asesinadas.