Estados Unidos reemplazará donaciones de AstraZeneca por las de Pfizer y otros laboratorios

Ante los problemas de producción de AstraZeneca, el gobierno de Estados Unidos anunció que las vacunas que donará a terceros países serán ahora de Pfizer, Moderna y Janssen

Estados Unidos reemplazará donaciones de AstraZeneca por las de Pfizer y otros laboratorios
Vacunas contra COVID-19 de AstraZeneca.
Foto: Getty Images

El Gobierno de Estados Unidos está trabajando para reemplazar las donaciones de vacunas de AstraZeneca a terceros países por las de otros fabricantes ante los problemas de producción que esta está experimentando, según publicó el diario estadounidense The New York Times.

La Casa Blanca “está trabajando para reemplazar cientos de millones de dosis” que en principio tenían que ser de AstraZeneca por vacunas de Pfizer, Moderna y Janssen, destacó en su  publicación el diario neoyorquino, que citó fuentes allegadas a la situación.

Y es que los problemas de producción con AstraZeneca se centran en una fábrica en Baltimore,  en Maryland, en la que ya se registraron anteriormente dificultades con la fabricación de vacunas de Janssen, que también se producen en esta planta.

Fue en abril cuando el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció una donación de 60 millones de vacunas de AstraZeneca contra el COVID-19 a países de bajos ingresos.

Además, a esa donación se le sumaron en mayo otros 20 millones de vacunas de otros fabricantes, y la semana pasada, desde Reino Unido donde se encontraba por la cumbre del G7, Biden prometió otros 500 millones de donaciones adicionales, en este caso de Pfizer.

“Nuestras donaciones de vacunas no incluyen presiones para favores o posibles concesiones”, dijo Biden, quien agregó que Estados Unidos lo está haciendo para salvar vidas, “para acabar esto, eso es, punto”.

“Obligación humanitaria”

El mandatario indicó que su Gobierno ha adoptado esta medida porque es “su responsabilidad” y tiene “la obligación humanitaria” de salvar todas las vidas que pueda.

Indicó que mientras la pandemia continúe todavía existe el riesgo de que haya nuevas mutaciones y recordó su impacto en el crecimiento de la economía global, el aumento de la inestabilidad y el debilitamiento de los Gobiernos.

Estados Unidos quiere ser el arsenal de las vacunas en la lucha contra la COVID-19, como cuando fue el arsenal de la democracia durante la II Guerra Mundial”, remarcó.

Biden aseguró que esta es la mayor compra individual y donación de vacunas de COVID-19 jamás hecha por un país.

Es así, como Estados Unidos comenzará a mandar las dosis de Pfizer en agosto, para que 200 millones de ellas estén ya entregadas hacia finales de este año y el resto en la primera mitad de 2022.

También puedes leer:

Joe Biden advierte de riesgos por variante delta, si se ralentiza la vacunación contra el COVID-19

Administración Biden se atribuye haber alcanzado 300 millones de dosis de vacunas contra la COVID-19 en 150 días

La OMS alerta que la variante delta de Covid-19 se encuentra en 80 países

Descubren una nueva terapia que salva la vida de pacientes con COVID-19 grave