Condenan fallo de juez de Texas que niega nuevas solicitudes de DACA

Hay elementos para apelar la decisión, dice Thomas Sáenz de MALDEF

Condenan fallo de juez de Texas que niega nuevas solicitudes de DACA
Un juez de Texas bloqueo DACA, lo cual prohibe que se acepten nuevas solicitudes. (Getty Images)
Foto: MANDEL NGAN / AFP / Getty Images

Sonia Salgado estalló en llanto cuando se enteró que un juez federal determinó este viernes 16 de julio que no se podrán presentar nuevas solicitudes para aplicar por primera vez para la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), el programa que bloquea la deportación y otorga un permiso de trabajo para los jóvenes que llegaron a Estados Unidos siendo niños.

No es justo. Estoy muy triste. He vivido aquí toda mi vida. No vine a este país por mi propia decisión. A mí me trajeron de México cuando tenía 9 años”, dijo sollozando.

El fallo del juez federal de Texas, Andrew Hanen contra DACA que impide que se presenten nuevas aplicaciones para los solicitantes por primera vez, rompió el corazón de muchos jóvenes que esperaban ansiosos para inscribirse en el programa por primera vez.

Sonia, quien tiene 37 años y es madre de tres hijos, se encontraba preparando toda su documentación para solicitar DACA. “Me estaban ayudando a llenar mi solicitud en la organización CARECEN. La abogada me había pedido un poco más de pruebas de mi estancia en el país en 2008, y en eso estaba”.

Y platicó que por temor no solicitó DACA cuando el presidente Obama la autorizó en junio de 2012.

“Yo tuve un problema cuando tenía 16 años. Por andar en malas compañías cometimos un robo menor en una tienda departamental. Me dio mucho miedo que eso me apareciera en mi récord si solicitaba DACA, y que eso provocara que me fueran a deportar”.

Los ‘dreamers’ son contemplados en una reforma migratoria.

No fue sino hasta que acudió a CARECEN cuando tras investigar sus antecedentes, le dijeron que no se presentaron cargos por el incidente. “Cuando supe eso, me sentí con confianza para solicitar DACA, pero me encontré con que no había dinero para pagar el cobro. Mi esposo se quedó todo el año sin empleo por la pandemia. Apenas recién le ha salido trabajo en la construcción, pero es muy inestable. Yo logré un trabajo de medio tiempo como promotora de salud”.

Sonia había abierto una cuenta en GoFundMe para recaudar fondos y pagar por su DACA. Llevaba reunidos $290 de los $495 que cobra el Servicio de Migración y Aduanas (USCIS) por el programa. “Esta noticia ha roto mis ilusiones, pero quiero mantener la fe de que nos darán la oportunidad de ser residentes y ciudadanos de este país”.

Sin poder controlar las lágrimas, Luz Gallegos del Centro Legal TODEC confesó que ella y sus compañeros se pusieron a llorar cuando se enteraron de la decisión del juez, porque justamente acababan de conseguir los fondos para ayudar a los muchachos a presentar sus solicitudes por primera vez para DACA.

“Muchos empezaron a llamarnos para preguntarnos si era cierto”.

Y justo este viernes 16 de julio cuando se dio el fallo en contra, empezaron a auxiliar a los nuevos aplicantes con el cobro de DACA.

La posibilidad de presentar nuevas solicitudes se dio poco después de que entró Biden a la presidencia y reinstaló este programa, pero debido a la falta de dinero por el desempleo de muchos padres a causa de la pandemia, muchos jóvenes se retrasaron para presentar su solicitud por el costo”.

Diversas jóvenes de la organización TODEC, siguen en la lucha por DACA. (Cortesía)

Gallegos dijo que sabían que podría venir esta decisión en cualquier momento, pero guardaban esperanzas de que las cosas serían diferentes porque Trump se había ido.

“Este fallo del juez de Texas nos deja una gran lección. No nos podemos confiar por tener un presidente demócrata. Trump envalentonó a muchos racistas, y lo que estamos viendo son las secuelas de su gobierno”.

Ahora afirmó que tienen que seguir luchando por una reforma migratoria para los dreamers porque las cosas no llegan del cielo.

La decisión del juez en la demanda presentada en 2018 por el procurador de Texas, Ken Paxton y a la que se le unieron los estados de Alabama, Arkansas, Kansas, Louisiana, Maine, Mississippi, Nebraska, South Carolina y West Virginia, no afecta a los actuales beneficiarios de DACA ni les impedirá renovar sus permisos de trabajo cada dos años.

Gallegos precisó que aquellos que alcanzaron a que migración recibiera su paquete de solicitud por primera vez de DACA el 15 de julio, no tendrá problemas para que se los autoricen. “Ahora solo podremos apoyar con el pago de DACA a quienes buscan renovar el programa”.

El Immigrant Legal Resource Center (ILRC) dio a conocer que junto con sus aliados continuarán defendiendo DACA porque ha protegido de la deportación a cerca de un millón de jóvenes inmigrantes.

“Esta demanda tiene sus raíces en un sentimiento de odio antiinmigrante y carece de fundamento. El programa DACA fue ganado tras años de organización por parte de jóvenes inmigrantes que no se dejan intimidar”, dijo Verónica García, abogada de ILRC. 

Agregó que es nada menos que otro ataque contra las comunidades de inmigrantes y las minorías lideradas por Texas, un estado conocido por la ley estatal antiinmigrante más retrógrada del país, SB 4”.

Los Jóvenes “Dreamers” han vivido protestando por una solución permanente. (Getty Images)

Gaby Pacheco de la organización Dream.US, dijo que la decisión del juez Hanen es una decepción para la nación que muestra la necesidad de que el Congreso apruebe una legislación que ofrezca ciudadanía a los dreamers.

“DACA ha sido un programa que le ha cambiado la vida a cientos de miles de dreamers. Innumerables escuelas, lugares de trabajo y comunidades se han visto fortalecidas por las oportunidades proporcionadas por DACA a los soñadores. Pero a pesar de todos sus éxitos, DACA no brinda la certeza y permanencia que ellos y Estados Unidos, necesitan”.

Vanessa Moreno, una joven beneficiaria de DACA desde 2012, quien trabaja para el Consejo de Federaciones Mexicanas (COFEM) en el área de Coachella, dijo que el cierre de esta oportunidad para nuevas inscripciones, los ha dejado con muchas preocupaciones. “Los que ya estamos en DACA somos privilegiados, pero esta decisión no me gusta para nada. Estamos cansados de vivir en una batalla legal por este programa, y siempre hemos sabido que es una solución temporal que en cualquier momento puede ser bloqueada porque los ministros de la Corte Superior son más conservadores”.

Por eso, reveló que se siente frustrada y con miedo. “Ahora las solicitudes de renovación para los que ya estamos inscritos, tienen un retraso de hasta 5 meses, y hay a quienes se les han vencido sus permisos de trabajo. Sabíamos que la demora para los solicitantes por primera vez era de 5 a 10 meses”.

Confió que lo único que espera es que esta decisión meta presión para que los congresistas actúen rápido a favor de un camino para la legalización de los DACA.

Hay elementos para apelar la decisión del juez de Texas contra DACA (Getty Images)

Thomas A. Sáenz, abogado y presidente del Fondo México Americano para la Defensa Legal y la Educación (MALDEF), dijo que este caso nunca debió haberse presentado y progresado.

“Los beneficiarios actuales de DACA permanecen completamente protegidos, pero la decisión amenaza a cientos de miles de personas que también deberían ser protegidas mientras continúan contribuyendo al mejoramiento de nuestra nación”.

La decisión, enfatizó, fue claramente determinada por las opiniones de hace muchos años del juez, y no concilia importantes desarrollos recientes en la ley de autoridad presidencial; por lo tanto, presenta numerosos motivos para una apelación potencialmente exitosa.