Llega el verano y una peligrosa marea roja amenaza con paralizar el turismo en Tampa, Florida: qué es

Un alga extremadamente tóxica amenaza las playas de la Bahía de Tampa pero las autoridades de Florida aún no declaran la emergencia, mientras grupos conservacionistas solicitan que se apliquen medidas

Marea Roja amenaza el verano en la Bahía de Tampa
Marea Roja amenaza el verano en la Bahía de Tampa
Foto: Joe Raedle/Getty Images) / Getty Images

El fenómeno oceánico llamado “marea roja” amenaza nuevamente las playas de la localidad de la Bahía de Tampa en Florida. Durante las últimas semanas más 1,000 toneladas de peces muertos y otras especies marinas han sido recogidas del mar producto de la contaminación de un tipo de alga llamada Karenia brevis.

La Comisión para la Conservación de la Vida Silvestre y la Pesca (FWC) de Florida ha indicado altos niveles de concentración de esta alga tóxica en toda la Bahía. Y la recomendación es no permanecer en las playas si hay especies muertas.

La marea roja se crea cuando las plantas del mar crecen sin control y es uno de los peores enemigos del mar. Esta alga Karenia brevis es altamente tóxica para el mar, al punto de disminuir el oxígeno, razón por la que las especies marinas mueren. Para los seres humanos también resulta de alta toxicidad, causando irritación en ojos, piel y garganta e incluso puede ocasionar enfermedades mortales.

Hasta ahora es la costa oeste de Florida que se ha visto afectada por este fenómeno, específicamente los condados de Pasco, Pinellas, Hillsborough, Manatee y Sarasota. Hecho usual cada verano, aunque unos se presenta más fuertes que otros.

Por la cantidad de especies muertas que ha sido recogidas en tan solo semanas, se teme que el verano en las playas de esta área floridense sea amenazado. Tal como sucedió en el año 2018 cuando la llamada “marea roja” ocasionó el cierre de muchas playas y por ende pérdidas económicas en cientos de hoteles y restaurantes.

Entretanto, grupos ambientalistas de Florida solicitaron al gobernador Ron deSantis declarar estado de emergencia en algunas zonas del estados, pero hasta ahora eso no ha sucedido.

Para estas agrupaciones, no queda más que unirse en la limpieza de las playas y esperar a que pase. Mientras que para el sector turístico, la situación es preocupante pues tanto playas y restaurantes temen por la disminución de turistas que deseen evitar el fenómeno natural.

Hasta ahora las autoridades no se han pronunciado de manera firme al respecto, aunque ya algunas autoridades locales comienzan a preocuparse. Uno de ellos es el alcalde de San Petersburgo, Rick Kriseman, quien en conferencia de prensa dijo que van a necesitar ayuda estatal para enfrentar esta problemática, en pleno verano.

Al parecer, la solución no es inmediata y un profesor especialista de la Universidad del Sur de Florida, Robert Weisberg, ha pronosticado que el pronóstico no es bueno y que esto podría durar meses.

Hay que destacar que es recomendable no nadar en agua donde hayan peces muertos, ni tampoco consumir mariscos durante la floración de una marea roja.

**