Sentencian a más de 6 años de prisión al hombre que intentó secuestrar a la gobernadora de Michigan

Los fiscales pidieron reducir la sentencia de Ty Garbin, porque cooperó ampliamente con la investigación del complot de un grupo extremista para secuestrar a la gobernadora de Michigan Gretchen Whitmer

La gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer.
La gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer.
Foto: JEFF KOWALSKY / AFP / Getty Images

Un hombre de Michigan que admitió haber participado en el complot de un grupo extremista para secuestrar a la gobernadora Gretchen Whitmer, en represalia por las restricciones para evitar la propagación de Covid-19 impuestas por la gobernadora durante la pandemia de coronavirus, fue sentenciado el miércoles a más de seis años de prisión.

Ty Garbin, de 25 años, es la única persona que se ha declarado culpable de entre más de una docena de hombres que enfrentan cargos estatales y federales de terrorismo doméstico derivados del complot de la milicia extremista. Cinco de los acusados ​​en un tribunal federal se declararon no culpables y serán juzgados en octubre.

El juez de distrito Robert Jonker, sentenció a Garbin a 75 meses de prisión, seguidos de tres años de libertad condicional y una multa de $2,500 dólares.

Durante la audiencia de sentencia, Garbin se disculpó con la gobernadora Whitmer, quien no estaba presente.

“Primero, me gustaría aprovechar esta oportunidad para disculparme con la gobernadora Gretchen Whitmer y su familia”, dijo a la corte. “He tenido mucho tiempo para reflexionar sobre mis acciones y nunca me di cuenta de lo que mis acciones le habrían causado a ella, pero también a su familia. Ni siquiera puedo empezar a imaginar la cantidad de estrés y miedo que sintieron los miembros de su familia debido a mis acciones, y lo siento de verdad”, dijo.

Cuando se denunció el caso de secuestro en octubre, Whitmer, una demócrata, culpó al entonces presidente Trump y dijo que su negativa a denunciar a los grupos de extrema derecha había inspirado a extremistas en todo Estados Unidos a añadir más fuego en la temporada de elecciones.

Whitmer escribió una declaración sobre el impacto de la víctima al juez, diciendo que “las cosas nunca volverán a ser las mismas. Las amenazas continúan”, denunció Whitmer en junio. “He mirado por mis ventanas y he visto grandes grupos de personas fuertemente armadas a menos de 30 metros de mi casa. Me he visto colgado en una efigie. Hace días, en una manifestación, había un letrero que pedía ‘quemar a la bruja'”.

El año pasado, Whitmer impuso importantes restricciones al movimiento personal y la economía debido al COVID-19, aunque desde entonces se han levantado muchos límites.

El Capitolio de Michigan también fue escenario de protestas el año pasado por esas restricciones, donde incluso participaron manifestantes armados que pedían la destitución de la gobernadora.