Tiendas minoristas afectadas por el huracán Ida lucha contra el desabasto de productos

Las vías de comunicación y el cierre de los puertos imposibilitan que la mercancía llegue a las tiendas minoristas, pero también para todos los damnificados que requieren de ayuda urgente

Las tiendas están haciendo lo haciendo lo necesario para no sufrir desabasto, pero la situación los está rebasando.
Las tiendas están haciendo lo haciendo lo necesario para no sufrir desabasto, pero la situación los está rebasando.
Foto: JOSEPH PREZIOSO / AFP / Getty Images

El impacto que ha traído el huracán Ida ha sido enorme, los daños son cuantiosos, los damnificados requieren de mucha ayuda. Aunado a ello, las tiendas minoristas están luchando para que estén lo suficientemente abastecidas con el finde que los consumidores de las áreas afectadas tengan lo necesario.

De acuerdo con un reporte de la cadena FOX, las empresas de Mississippi y Louisiana están batallando por tener alimentos y agua suficientes en sus anaqueles después del paso del huracán Ida. Está situación no ha sido sencilla para ninguna cadena comercial en estos estados.

Diversas tiendas minoristas están tratando de tener la cantidad necesaria de comestibles para poder ofertarla a la población y de esa forma evitar que pasen penurias, pero las afectaciones en las vías de comunicación hacen que esto sea realmente complicado para quienes mandan los suministros.

De acuerdo con el reporte, la falta de entregas en los tiempos previstos debido a carreteras obstruidas y la falta de conductores disponibles ha agravado el problema. Las autoridades cerraron el río Mississippi para bloquear el tráfico antes de la tormenta, y el Aeropuerto Internacional de Nueva Orleans cerró el tráfico de carga el 29 de agosto.

Según el portal de temas empresariales Quartz, la falta de entregas en los tiempos previstos debido a carreteras obstruidas y la falta de conductores disponibles ha agravado el problema. Las autoridades cerraron el río Mississippi para bloquear el tráfico antes de la tormenta, y el Aeropuerto Internacional de Nueva Orleans cerró el tráfico de carga el 29 de agosto.

Esta situación ha traído consigo que la distribución de los suministros necesarios no lleguen no sólo a las tiendas minoristas, sino a las personas que los necesitan desesperadamente. Por otra parte, la falta de energía eléctrica ha repercutido en que la comida que las personas tienen en casa en refrigeradores descomponga.

Las autoridades han informado que restablecer la luz eléctrica en todas las zonas afectadas llevará, al menos, dos semanas, situación que complica aún más las cosas para los pobladores, quienes no tienen dónde guardar la comida para que se mantenga fresca. Aunado a esto, los puertos donde llega mercancía estarán cerrados hasta mañana.

Hasta el momento, no se ha dado a conocer cuánto dinero están invirtiendo las tiendas minoristas con el fin de poder tener abastecidos sus comercios, así como tampoco se sabe si habrá un alza en los productos básicos para todo la población que ha sido afectada en los estados donde azotó el huracán Ida.

También te puede interesar: Empleo en EE.UU.: en agosto se crearon 33% menos puestos que lo esperado