Máquina frustada: afición de Cruz Azul optó por el grito homofóbico mientras Monterrey goleaba en el Azteca

Los fanáticos que asistieron al Estadio Azteca a ver al Cruz Azul pasaron una mala noche, y respondieron de la peor manera posible: usando el grito homofóbico en contra de Esteban Andrada, arquero de Monterrey

El encuentro se suspendió durante 10 minutos.
El encuentro se suspendió durante 10 minutos.
Foto: Hector Vivas / Getty Images

Lamentablemente el grito homofóbico volvió a escucharse en un campo de fútbol mexicano. El Cruz Azul fue goleado por el Monterrey (1-4, global 1-5) en las semifinales de la Concacaf Liga de Campeones y los aficionados que asistieron al Estadio Azteca respondieron de mala manera a la goleada que sufría la Máquina, gritando las consignas mencionadas en contra del arquero Esteban Andrada.

En el primer tiempo, cuando Cruz Azul caía 1-3 y su clasificación a la final de la competición continental ya era muy cuesta arriba, empezó a escucharse el grito homofóbico. Con mucha fuerza. El sonido local advirtió a los asistentes al respecto, pero no hubo mejoría en el comportamiento.

Durante el mediotiempo el protocolo fue recordado. No obstante, fue necesario llegar al punto de suspender el partido para que los fanáticos entraran en razón.

Al minuto 60′ el protocolo fue activado y los árbitros decidieron retirarse del campo del Estadio Azteca por un período de aproximadamente 10 minutos, en los que la culminación del encuentro estuvo en riesgo.

Además, se les advirtió a los aficionados que aquellos que se mantuvieran realizando el mencionado grito, serían expulsados del recinto. El público respondió con abucheos.

Finalmente el partido logró completarse. Pero el mal comportamiento de los aficionados volvió a quedar en evidencia.