Pronostican primera nevada el fin de semana en el Noroeste de EE.UU.

La humedad podría alcanzar el extremo norte de California, pero no se extenderá lo suficiente como para ayudar a apagar los incendios en el centro y sur del estado

Seattle y el noroeste de EE.UU. podrían atestiguar la primera nevada de la temporada.
Seattle y el noroeste de EE.UU. podrían atestiguar la primera nevada de la temporada.
Foto: David Ryder / Getty Images

Las primeras nevadas pronosticadas para el fin de semana en el Noroeste de Estados Unidos pondrán fin a un verano sin precedentes en cuanto a olas de calor e incendios forestales registrados.

Una enorme tormenta acompañada con fuertes precipitaciones se aproxima sobre el Océano Pacífico, y apunta hacia el noroeste de Estados Unidos, actualmente necesitado de lluvias, según meteorólogos de AccuWeather.

Posteriormente seguirán temperaturas mucho más bajas, y algunos residentes del Noroeste del país podrán atestiguar la primera nevada de la temporada en los últimos días del verano.

Incendios forestales continúan propagándose en la costa oeste de EE.UU. que han convertido en ceniza a más de 5 millones de acres (2.02 millones de hectáreas) desde inicios de año, según el Centro Nacional Interagencial de Incendios.

Se han presentado algunas bolsas de aire fresco para mitigar el calor en las últimas dos semanas en la región.

Los habitantes de Seattle han atestiguado la primavera y verano más secos en 77 años, según el Servicio Meteorológico Nacional, y una ola de calor sin precedentes con lecturas de tres dígitos a fines de junio.

Las temperaturas subieron entre 2 y 6 grados Fahrenheit por encima de lo habitual en toda la región los meses de junio, julio y agosto.

Una tormenta que se presentó a principios de septiembre ayudó a los esfuerzos de extinción de incendios en algunos lugares, pero muchos otros sitios en el noroeste no obtuvieron beneficios duraderos de ese sistema.

“Hay buenas noticias en camino a medida que el calendario cambia a mediados de septiembre, un momento en que la trayectoria de la tormenta sobre el norte del Océano Pacífico y en todo Canadá generalmente se vuelve más activa”, señaló Brett Anderson, meteorólogo senior de AccuWeather.

“Comenzamos a buscar tormentas que se muevan desde el Pacífico y traigan la humedad muy necesaria y temperaturas más bajas en esta época del año para el noroeste”, dijo Anderson.

Una tormenta ubicada sobre el Mar de Bering a mitad de semana descenderá a través del Golfo de Alaska el jueves y luego girará hacia el noroeste de los Estados Unidos viernes y sábado.

“Esta cantidad de lluvia será muy beneficiosa para el noroeste en general, aunque la lluvia más fuerte no pasará por las peores áreas donde se ubican los incendios forestales”, dijo Anderson.

Un segundo estallido de humedad puede penetrar y empapar el extremo norte de California más tarde el sábado y el domingo.

Puede haber suficiente lluvia alrededor de San Francisco para mojar el suelo, hacer charcos y crear carreteras resbaladizas.

El Aeropuerto Internacional de San Francisco no ha tenido lluvias copiosas desde el 20 de abril de 2021, el tramo más largo registrado para el aeropuerto.

Con la ráfaga de lluvia pronosticada que caerá en las áreas costeras de Washington y Oregon, la precipitación puede provocar inundaciones en áreas urbanas y de drenaje deficiente.

El comportamiento errático de los incendios forestales puede presentarse antes de la tormenta y al sur de las áreas que reciben lluvia a su paso.

Gran parte de California y más tierra adentro sobre la Gran Cuenca podría tener un mayor riesgo de incendio con vientos más fuertes y condiciones aun principalmente secas“, dijo el meteorólogo de AccuWeather, Joseph Bauer.

Se necesitaría una caída más drástica hacia el sur en la corriente en chorro y mucha más humedad del Pacífico para traer un alivio generalizado al suroeste.

Te puede interesar
Dos incendios en Sierra Nevada amenazan a los árboles más grandes del planeta