7 maneras de hacer que las hamburguesas congeladas sepan mejor

Las hamburguesas congeladas pueden llegar a tener un gran sabor casero. Para mejorar su sabor y obtener una buena textura, te compartimos algunos consejos a seguir mientras las cocinas

Condimentar tu hamburguesa congelada realza su sabor.
Condimentar tu hamburguesa congelada realza su sabor.
Foto: Valeria Boltneva / Pexels

Las hamburguesas congeladas son una opción accesible y fácil de cocinar. Son la salvación para cuando no hay tiempo de preparar las empanadas de carne fresca desde cero. Hay algunas opciones de hamburguesas congeladas que son casi tan buenas como las frescas y puedes mejorar su sabor aún más.

7 cosas que hacer para que tus hamburguesas congeladas sepan mejor

1. Condimenta

Agregar sal y pimienta realmente ayuda a resaltar el sabor natural de la carne. También puedes usar otros condimentos como cebolla en polvo, ajo en polvo, mostaza en polvo, chile en polvo, polvo de hogos (los hongos agregan sabor umami) y condimento para bistec.

Condimenta las empanadas cuando estén casi terminadas de cocinar para que se expongan al calor pero evitando que los condimentos se quemen. Preferentemente un minuto antes de retirar la carne de la sartén, la parrilla o el horno.

2. No descongeles la carne

No necesitas descongelar las hamburguesas antes de cocinarlas. Las hamburguesas congeladas están lista para cocinarse. Descongelarlas puede arruinar la textura de la carne, se volverán blandas y no se dorarán bien.

3. Cocina preferentemente en estufa o parrilla

Cocinar las empanadas en el microondas puede afectar la textura de la carne. Además puede cocinarse de una manera poco uniforme. Cocinar en un sartén en la estufa o en la parrilla son mejores opciones.

Cuando se asan las hamburguesas a la parrilla se crea una corteza crujiente y sabrosa. Se da lugar a la reacción de Maillard en donde las proteínas y los azúcares reaccionan a las altas temperaturas y que generan color, sabor y olor a tostado.

Una parrilla de gas es excelente ya que el calor desigual de una parrilla de carbón puede causar un exterior carbonizado y partes internas menos cocidas.

4. Precalienta la sartén

Calienta la sartén a fuego medio para que cuando coloques tu hamburguesa congelada haya la reacción adecuada.

5. Dale su tiempo a la carne y no la aplastes

El tiempo de cocción de la carne congelada toma unos minutos más que una hamburguesa de carne fresca. El tiempo varía según el grosor de la hamburguesa, el método de cocción y la temperatura. Preferentemente sigue las instrucciones proporcionadas en el empaque para obtener los mejores resultados.

Para conservar las hamburguesas jugosas, evita aplastar tus hamburguesas con la espátula. Cuando notes que los jugos de la carne se muestran en la parte superior de la hamburguesa, dale la vuelta a la empanada.

6. Sabor del queso

Agrega el queso poco antes de que tus empanadas terminen de cocinarse para que el queso se derrita, con esto agregas grasas que mejoran su textura y sabor. Usar un queso cheddar puede dar un mayor sabor que un queso suave como el americano.

7. Elige un buen pan

Opta por un pan adecuado al tamaño de tu hamburguesa y que le aporta más sabor a tu hamburguesa. Una hamburguesa grande y con demasiados jugos puede empapar y disolver la base de un pan delgado y muy blando.

Elige un pan sabroso. Para revivir unos bollos empaquetados, colócalos en el horno o el tostador durante uno o dos minutos, el calor reactiva el gluten en el pan. Tostarlos un poco también ayuda a que no se empapen.

Te puede interesar: