Armas y violencia doméstica: ‘una mezcla fatal’

La ventas de armas y violencia doméstica aumentan más del 20% durante la pandemia 

Entre enero y junio de este año se recuperaron 863 armas fantasma. (Archivo)
Entre enero y junio de este año se recuperaron 863 armas fantasma. (Archivo)
Foto: Scott Olson / Getty Images

El 2 de enero de 2010, a Pauletta Pérez, su esposo le lanzó cinco disparos, cuatro de ellos en la cabeza.

“Después de recibir los disparos, pude salir de la habitación, bajar las escaleras y llegar a la puerta principal. Lamentablemente, no supe qué hacer con la puerta. Finalmente pude abrir y correr a pedir ayuda a varios vecinos.

“Imagínense lo que es abrir la puerta y ver a una mujer sangrando profusamente de la cabeza, pidiéndote ayuda porque su esposo le acaba de disparar”.

Pérez contó la traumática experiencia que casi le cuesta la vida durante la videoconferencia “¿Está el mayor acceso a las armas ligado al aumento de la violencia doméstica?, organizado por Ethnic Media Services.

Durante la pandemia de covid-19, las ventas de armas y la violencia doméstica aumentaron más de 20%, según la organización Brady: United Against Gun Violence, mientras que según datos del Giffords Law Center, 4.5 millones de mujeres en el país, han sido amenazadas con un arma por su pareja doméstica;1 millón ha recibido disparos y al menos 600 mujeres son asesinadas a tiros cada año durante una disputa doméstica.

Pérez dice que una vez que se casó, comenzó el abuso físico, emocional y financiero hasta llegar al día en que su esposo quiso quitarle la vida.

“A pesar de que estaba experimentando violencia doméstica, nunca pensé que intentaría usar un arma contra mí sobre todo porque era la persona en que más confiaba”.

El empleo de armas durante un incidente de violencia doméstica puede llevar a la muerte. (Archivo/La Opinión)

Platica que ella nunca quiso tener armas en su casa. “La primera vez que supe que mi esposo tenía un arma fue cuando la policía lo detuvo y al registrar el auto, se la encontraron y se la quitaron”.

Él le contó que no podía creer que se la hubiera decomisado porque era dueño de negocio y debía llevar su arma todos los días al trabajo. “Creía que ya no tenía más armas, pero lo que pasó es que cuando mi padre sufrió un derrame cerebral, le pidió que se llevara sus armas que tenía registradas legalmente y las entregara a la policía, pero mi esposo nunca lo hizo y me disparó con la pistola de mi padre”.

Ese mismo día que el hombre le disparó a Pauletta, se suicidó.

“Eso me alivió de tener que enfrentarme a él en largas batallas judiciales por el divorcio y diferentes cosas de esa naturaleza”. 

Agradecida por haber sobrevivido después de un proceso de cirugías y tratamientos que le llevó de 6 a 7 años y la pérdida del oído derecho, Pérez decidió dedicar su vida a hacer una diferencia para que ninguna otra persona pase por lo que ella vivió. Ahora trabaja contra la violencia doméstica y es parte de la directiva de la organización no lucrativa Voices against Violence.

¿Cómo protegerse de una pareja abusiva que tiene armas en el hogar?

“Lo primero que deben saber es qué armas hay en su casa porque si algo te pasa, necesitan averiguar de dónde vino y quién es el propietario.

La violencia puede ser física, psicológica, verbal, sexual, emocional, económica y laboral.(Shutterstock)

Tiffany Garner, directora de las Iniciativas sobre Violencia Comunitaria de Giffords Law Center, dijo que cualquier persona puede ser víctima de violencia doméstica, sin importar la raza, los niveles de educación y económicos.

Pero la combinación de la violencia doméstica con el acceso a las armas es con frecuencia una mezcla mortal que pone a las mujeres en un riesgo tremendo.

Las mujeres en Estados Unidos tienen 21 más probabilidades de ser asesinadas con un arma que en otros países de ingresos altos; y más de 600 mujeres son ejecutadas con armas por sus compañeros íntimos, en promedio cada 14 horas”.

Señaló que hoy en día, hay más de un millón de mujeres que han recibido disparos de su pareja íntima. Y otra estadística alarmante, es que 4.5 millones de mujeres informan que su pareja, las ha amenazado con un arma.

“El 70% de las víctimas de homicidio de parejas íntimas son mujeres. 98% de ese 90% de esas mujeres son asesinadas por parejas masculinas”.

Y la razón por la que muchos de los casos de violencia doméstica no son procesados se debe a las amenazas que recibe la víctima; y es difícil, si no hay evidencias como fotos y otros testimonios.

Una de las barreras para denunciar la violencia doméstica, es cuando las mujeres dependen financieramente y en términos de su estatus migratorio del abusador.

La posesión de armas en el hogar aumenta el riesgo de homicidio. (Aurelia Ventura/La Opinión)

Sheikah Hamilton, directora nacional de abogacía y movilización de la organización Brady: United Against Gun Violence, dijo que la presencia de un arma en una situación de violencia doméstica, aumenta en 500% el riesgo de homicidio.

“Esto ha sido un problema apremiante en el movimiento de prevención de violencia por las armas”.

Precisó que en los años 80 y principios de los 90, la tasa de mortalidad por armas en California era muy alta como en el resto de EE UU. “El estado respondió promulgando las leyes contra las armas más fuertes del país, y la tasa de muerte bajó casi 4 veces más que en el resto de la nación para 2019”.

También se logró que los familiares, otras personas y las fuerzas del orden pudieran solicitar al tribunal una orden judicial que retire temporalmente las armas de fuego y municiones de las personas que son motivo de preocupación y claramente corren el riesgo de hacerse daño a sí mismos u a otros.

“Aproximadamente el 54% de los tiroteos masivos están relacionados con la violencia doméstica o la violencia familiar”.

Se estima que los estadounidenses poseen 393 millones de armas, y que 4.6 millones de niños viven en casas con armas.

Según nueva información, las muertes por disparos no intencionales de niños que manejan un arma, aumentaron un 31% durante el inicio de la pandemia de covid-19, en comparación con el año anterior”.

¿Cuáles son los estados más peligrosos para las mujeres en términos de violencia doméstica y armas?

Los estados del sur del país.

Laura Cutilletta, directora de Giffords Law Center dijo que hay una relación entre los estados con leyes anti armas débiles y altas tasas de mortalidad por armas, y eso incluye la violencia doméstica.