Celebran el Grito de Independencia en la Placita Olvera

Con mucho orgullo y patriotismo la cónsul de México en Los Ángeles, ¡Marcela Celorio arengó el lábaro patrio y gritó ¡Viva México!

Viva Mexico!, ¡Viva Mexico!, ¡Viva Mexico!, gritó a los cuatro vientos la cónsul de México en Los Ángeles, la embajadora Marcela Celorio, en la celebración del 211 aniversario de la independencia de su país.
Viva Mexico!, ¡Viva Mexico!, ¡Viva Mexico!, gritó a los cuatro vientos la cónsul de México en Los Ángeles, la embajadora Marcela Celorio, en la celebración del 211 aniversario de la independencia de su país.
Foto: Jorge Macías / Impremedia

¡Viva México!, ¡Viva México!, ¡Viva México!, gritó a los cuatro vientos la cónsul de México en Los Ángeles, la embajadora, en la celebración del 211 aniversario de la Independencia de su país, liberado después de varios siglos del yugo de España.

En la histórica Placita Olvera de Los Ángeles, la diplomática mexicana estuvo acompañada por los concejales Gil Cedillo, Kevin de León, Mónica Rodríguez y la presidenta de la Junta de Supervisores del condado de Los Ángeles, Hilda Solís, quienes fueron testigos de la fiesta cívica y patriótica ante decenas de asistentes.

La embajadora Celorio gritó vivas al padre de la patria, el cura Don Miguel Hidalgo y Costilla, a la corregidora de Querétaro, Josefa Ortiz de Domínguez, quien lanzó el grito de independencia en el pueblo de Dolores, Guanajuato, y recordó a los héroes Ignacio Allende, José María Morelos y Pavón, los hermanos Aldama y sus sobrinos, Guadalupe Victoria y Mariano Matamoros, relacionados con el movimiento independentista que forjó el nacimiento de México.

La cónsul ondeó la bandera tricolor y también vivas a los angelinos y a los inmigrantes.

Funcionarios angelinos con Francisco Moreno, presidente del Comité Cívico Patriótico Mexicano, segundo de la izquierda. (Tw- Nury Martínez)

“Ser mexicana significa un orgullo enorme por nuestro bagaje histórico y cultural, y que muy pocos países tienen”, dijo Celorio a La Opinión. “Somos un pueblo que nos permite entender a otras culturas, porque los mexicanos somos generosos, alegres, trabajadores, somos amables, respetuosos, valoramos la familia, y muchas cosas más; solamente nos falta creer en nosotros mismos para desarrollar toda nuestra creatividad para alcanzar la grandeza”.

La celebración en Los Ángeles congregó casi medio millar de mexicanos, a pesar de la pandemia del coronavirus.

Entre ellos estaba la familia de Dalia y Alejandro Carvajal, y sus hijos Victoria (10), César (7) y Chantal (6).

Al pequeño César lo vistió como “presidente” de México y a las niñas como “soldados” que resguardan al “mandatario”.

Las banderas  mexicanas ondearon en la Placita Olvera. (Jorge Macías)

“Yo les enseño a vivir el patriotismo mexicano”, dijo Alejandro, nacido en Temixco, Morelos, y residente de la ciudad de El Toro, en el condado de Orange.

Para Francisco Moreno, presidente del Comité Cívico Patriótico Mexicano, “que mejor celebración que en Los Ángeles y California, una ciudad y estado tan bello y proinmigrante”.

“Dondequiera que estemos seguiremos siendo mexicanos; aquí estamos seguros de cualquier peligro y podemos disfrutar de nuestras fiestas patrias con nuestra raza”, añadió Moreno, de 61 años, nacido en Los Reyes, Michoacán.

Para él, las palabras que definen a un mexicano son “alegres, fiesteros y más que nada nos gusta entrarle al trabajo, por eso estamos aquí”.

Hubo bailes folklóricos durante el evento. (Jorge Macías)

En la colorida fiesta de los mexicanos y sus descendientes nacidos en Estados Unidos, el quiosco de la Placita Olvera fue adornado con papel picado verde, blanco y rojo, los colores de la bandera mexicana, a la que rindieron tributo los integrantes de la Banda de Guerra, “Los Osos de California” del maestro Andrés Cervantes.

La celebración, donde hubo música norteña, mariachis, danzantes, bailables típicos y una obra de teatro “Independencia de México” se efectuó apenas un día después que los latinos fueron claves en la votación para decir no a los intentos infructuosos republicanos para destituir al gobernador Gavin Newsom.

“Ayer [el martes] ustedes votaron por la independencia de [Donald] Trump”, manifestó el concejal Gil Cedillo. “Estamos en tiempos graves y peligrosos por los ataques derechistas, y hoy celebramos también la independencia de un pueblo que busca respeto a su dignidad y un mejor futuro”.

También en la ciudad de México, por primera vez en la historia, el grito de independencia en la ciudad de México se efectuó sin público, debido a la crisis de salud.

Ese fue el pedido del presidente Andrés Manuel López Obrador, para no arriesgar la seguridad de sus compatriotas con respecto al Coovid-19.

“México va bien con AMLO; lo que admiro de él es que es el único presidente que ha decidido ayudar con un poco más de dinero a las personas mayores para poder sobrevivir”, resaltó Rosalino Sandoval, un oaxaqueño de 61 años que bailó algunas “quebraditas” y danzones en la pista informal de la Placita Olvera, con su pareja imprevista, Susana Soria, de Brawley, California.

“Yo estoy muy orgullosa de las raíces mexicanas y de Jalisco”, declaró Susana. “Todo lo que huele y sabe a México hace que se me enchine la piel”.