Cajita feliz de McDonald’s ya no incluirá juguetes de plástico

La compañía vende cada año mil millones de juguetes incluidos en su paquete de "Cajita Feliz", pero se comprometió a reducir el uso de plástico

La Cajita Feliz de McDonald's ya no incluirá figuras de plástico.
La Cajita Feliz de McDonald's ya no incluirá figuras de plástico.
Foto: Erik Voake / Getty Images

A partir de 2025, la “Cajita Feliz” de McDonald’s dejará de incluir un juguete de plástico en todo el mundo como parte de su compromiso para reducir el consumo de ese material no reciclable.

McDonald’s planea desarrollar nuevas ideas, como superhéroes de cartón tridimensionales que los niños pueden construir, o juegos de mesa con piezas de juegos recicladas o a base de plantas.

Un total de mil millones de juguetes vende la empresa en sus paquetes que incluyen hamburguesa cada año.

El compromiso de McDonald’s consiste en reducir el uso de plástico virgen en un 90% en comparación con los niveles del 2018.

“Hacer nuestros juguetes con materiales renovables, reciclados o certificados dará como resultado una reducción del 90% del plástico a base de combustibles fósiles en los juguetes Happy Meal (Cajita Feliz) en comparación con 2018”, anunció la compañía el martes.

Los beneficios del cambio serán equivalentes a más de 650,000 personas que no usarán plástico durante un año calculó la empresa.

McDonald’s ha servido Cajitas Felices a los niños durante más de 40 años, y muchas de esas bolsas y cajas especiales han incluido un juguete de plástico o una figura de acción.

Pero eliminó los juguetes de plástico en sus restaurantes en Francia a principios de este año en favor de artículos de papel como tarjetas coleccionables y patrones de colores.

También en el Reino Unido e Irlanda McDonald’s sólo ofrece peluches, juguetes de papel o libros.

Burger King eliminó los juguetes de plástico en el Reino Unido desde el 2019.

Por supuesto, los juguetes de la Cajita Feliz representan solo una fracción del plástico que distribuye un McDonald’s a diario en forma de pajitas, cubiertos y otros artículos.

El empaque representa una de las mayores preocupaciones de cambio de la compañía, dijo McDonald’s, reconociendo que “cuando los empaques y los desechos plásticos no se recuperan o reciclan correctamente, pueden tener un impacto negativo en nuestro planeta, creando basura y contaminación”.

Al usar plástico reciclado para bandejas y juguetes, dijo la compañía, impulsará la demanda de plástico reciclado, además de desviar esos materiales de los vertederos y las posibles fuentes de contaminación.

“A finales de 2020, les ofrecimos a los huéspedes la oportunidad de reciclar los residuos de envases en más del 25% de los restaurantes en nuestros 30 mercados más grandes”, dijo McDonald’s.